De funcionarios y altos cargos

Nuria Garcés

Yo quiero ser directora general de la viceconsejería de la consejería de lo que sea. Me pregunto si ese puesto será como el de director general de la consejería en cuestión, o como el de secretario general técnico, jefe del gabinete, o qué. Por supuesto, también me pregunto si se cobrará igual...

El lío de cargos viene dado porque el Consejo de Gobierno del ejecutivo autónomo ha aprobado hoy diversos nombramientos. Y entre ellos nos encontramos con un cargo nuevo: el de viceconsejero. Que interpreto yo que será el que ayude en sus labores al Consejero, que no debía de sentirse lo suficientemente arropado con sus directores generales, secretario general técnico, secretarias particulares, jefes de prensa y un largo etcétera. O sea, que no sólo se ha aumentado en uno el número de las consejerías que tenía el Gobierno de Aragón hasta ahora; también se ha incrementado el personal, el nuevo y el que había.

Oigan, que yo no dudo que todo esto sea necesario, que igual sí, con las competencias que ahora tenemos, y el trabajo y la labor que hay que desarrollar. Es que me he puesto demagógica, y he empezado a pensar la cantidad de miles de euros que se nos va en sueldos de altos cargos. Que luego, además, está toda la tropa. Entiéndanme. Todos los funcionarios que son los que, día a día, sacan el trabajo que se realiza en la comunidad autónoma.

Y claro, teniendo en cuenta que ahora también han aparecido las comarcas, con todo el personal que ello va a comportar para su organización, comprenderán que los que no son funcionarios ni tienen buenas relaciones con el mundo de la política, piensen que han equivocado el rumbo de sus vidas. Porque en la administración regional y comarcal, ahora sí que se va a poder decir que no hay paro.

Comentarios