¡Esto sí que es una cita!

Rebeca García Cortés

Una noche vibrante, llena de magia, embrujo, ritmo... buen ambiente asegurado, rodeados

de montañas y como techo, el cielo, casi siempre cubierto de estrellas. Parece de película ¿ verdad? Por fortuna, hay ocasiones en las que la realidad supera la ficción y el Festival Pirineos Sur es un claro ejemplo de ello, miles de personas ya lo han comprobado.

Todos los periódicos nacionales lo reseñan y destacan, pero no sólo eso, Pirineos Sur se ha convertido en un punto de encuentro de culturas y como tal, traspasa las fronteras. En cuanto a número de espectadores se ha situado el tercero en la lista, detrás de Sónar en Barcelona y el Festival de Benicassim.

¿Dónde está la clave del éxito? En la calidad, en la variedad y en el buen gusto. Desde la temática, este año música latina, hasta el lugar, el marco incomparable de Lanuza, cuyas aguas sirven de plataforma al escenario flotante por el que edición tras edición pasan un nutrido conjunto de artistas, todo responde a una buena elección.

Los tigres del Norte, Youssou N'Dour, Orishas, Lila Downs, Vicentico, Carlinhos Brown o Carmen París son algunos de los nombres que componen el cartel. Estos ingredientes conjugados con exposiciones, talleres, cine o mercados del mundo hacen del Festival un menú sabroso, dinámico y lleno de optimismo, que resulta muy del gusto de aquellos que lo degustan y que logra la venida de ex profeso de músicos desde "el otro lado del charco", que se agoten las localidades y que cada vez suene más el nombre del Festival Pirineos Sur.

Enhorabuena a los responsables porque llenan de luz y color estas noches de verano y con ellas potencian el turismo cultural de la provincia de Huesca.

Comentarios