Los aragoneses gastamos cada mes una media de 35,76 euros en teléfono móvil

Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística sobre la base de datos del año 2002 los aragoneses que disponen de teléfono móvil mediante la modalidad de contrato gastan una media de 35,76 euros. Con este gasto nos situamos a algo más de un euro por debajo de la media española que es de 37,17 euros.

El gasto que hacen los aragoneses con su teléfono móvil es similar al de otras comunidades autónomas como Canarias, Castilla Leon o Catalunya. En cambio los que usan sus terminales son los extremeños a los que cada mes les llegan unas facturas de más de 50 euros.

Por otro lado, el estudio del INE también refleja datos de los teléfonos de recarga previa. Cada vez que solicitamos a las compañías una recarga lo hacemos por un valor medio de 19 euros y medio, es decir, algunos céntimos por encima de la media nacional. En este caso son los catalanes los que más dinero destinan, algo más de 22 euros.

Si diferenciamos por sexos la diferencia es abultada. Los hombres gastan mucho más que las mujeres. El aragonés cada mes llama por valor de casi 39 euros y la aragonesa lo hace por poco más de 30. Aunque en el resto del país el mayor gasto de los hombres es la tónica general, hay un dato que resulta paradójico. Mientras en Melilla los hombres doblan el gasto con respecto a las mujeres, en Ceuta las mujeres son las que superan en algunos céntimos de euro el gasto que hacen los hombres, siendo la única provincia española en la que se da este caso.

Por edades destacar que los adolescentes aragoneses son los mejores clientes de las compañías de telefonía móvil. Los jóvenes de entre 16 y 24 años y que disponen de un teléfono de contrato gastan una media de 49 euros al mes. Los jubilados son los que menos gastan invierten 25 euros.

Por último, diferenciando por el nivel de formación académica, las personas con enseñanzas medias como bachillerato y formaciones profesionales gastan 42 euros de media superando así ampliamente a los usuarios de telefonía móvil que tienen carreras universitarias o formaciones superiores y haciendo lo propio con las personas que tienen estudios básicos.

Comentarios