La Ruta Etnográfica, punto de unión entre Abizanda y Ancizan

2003072424 Abizanda.jpg

El Museo de Abizanda en la Comarca del Sobrarbe y el Museo del Valle del Aure en la localidad de Ancizan trabajan conjuntamente en un proyecto financiado por el programa Interreg III-A de la Comunidad Europea, que comprende diferentes actuaciones. Entre ellas se encuentra la creación de la Ruta Etnográfica por el Pirineo Central que comprendería el recorrido que lleva de Abizanda hasta Ancizan, tramo que comprende un total de 19 centros expositivos sobre cultura tradicional.

Iniciativa que tiene un recorrido de cien kilómetros y una de las mayores concentraciones de toda la cordillera pirenaica. Ángel Gari, director del Museo de Abizanda, aboga por una respuesta conjunta hispanofrancesa, ?ya que supondría la llegada de más de dos millones de turistas. Se trataría de canalizar una demanda de interés cultural a través de todos estos centros expositivos?.

La primera actuación encuadrada en este programa de disfusión son las dos exposiciones temporales, que se pueden visitar hasta el próximo 31 de julio, en las localidades de Abizanda y Ancizan. Se trata de dos muestras fotográficas sobre el patrimonio cultural de los territorios de Sobrarbe y del Valle del Aure.

Otra de las iniciativas en las que se encuentra inmerso ambos museos es en la creación de un centro de documentación destinado a investigar, conservar y difundir la cultura tradicional de la comarca española de Sobrarbe y los valles franceses de Aure y Louron. Proyecto concebido como un centro único de carácter transfronterizo, que se materializará físicamente en dos sedes.

Centro que, según explica Ángel Gari, albergará diferentes actividades de difusión, con la realización de exposiciones temporales, la proyección de audiovisuales, la realización de actividades pedagógicas o la creación de un sitio Internet que posibilite el acceso a las bases de datos bilingües del centro.

Los visitantes que se acercan hasta el Museo de Abizanda, explica su director, va cada vez en aumento. Desde las primeras exposiciones, en el año 1999, hasta la actualidad el número de visitas se ha duplicado, pasando de 1.500 a 5.000. El objetivo que persigue el museo a través de este programa europeo no es otro que ?duplicar en los próximos tres años las visitas, llegando a las 10.000. Reto en el que va a colaborar el museo, junto al proyecto privado en el que trabajan `Los Titiriteros de Binéfar´ y el Plan de Dinamización de la Comarca del Sobrarbe?.

Comentarios