Las gafas de sol nuestro escudo ocular

2003080201 gafas sol.jpg

Se han convertido en un complemento de moda más, de distintos colores y formas, la variedad de gafas de sol ha crecido enormemente en los últimos años. Son el escudo de nuestras emociones y de nuestros deseos. Con ellas se tiene la posibilidad de mirar a otra persona con descaro, también nos permiten ocultarnos para estudiar lo que nos rodea. Sin embargo, muchas veces por la presunción olvidamos su objetivo básico: proteger al ojo sin renunciar a una buena calidad visual.

Los rayos ultravioletas forman parte de las radiaciones invisibles que acompañan a la luz en su llegada a la tierra y aunque en su justa medida, benefician a la salud, su abuso puede llegar a producir serios trastornos.

A pesar de que en los ojos existen mecanismos naturales de protección solar, en determinados entornos no son suficientes. Para ello son necesarias las gafas de sol, pero unas de mala calidad, cuya protección solar se limite a reducir la intensidad luminosa visible mediante el tono oscuro de sus vidrios es más peligrosa que no llevar nada. Si la pupila, engañada por el tono oscuro de las gafas, aumenta su tamaño y el ojo queda más expuesto a las radiaciones nocivas invisibles. Por ello, es necesario que las gafas de sol sean realmente filtros de protección.

Los colores más usados para los cristales como ?filtros de protección? son el marrón (ideal para la nieve), el gris (no altera demasiado los colores) y el verde (apto para uso habitual). El color amarillo aumenta el contraste sobre todo en condiciones de visibilidad escasa.

Una buena gafa de sol debe proteger a los ojos y además permitir una buena agudeza visual, hay que evitar las lentes que fuera de cualquier tipo de control, no garanticen una adecuada protección visual.

Si bien es cierto que se han convertido en un embellecimiento de nuestro aspecto, y que a la hora de la elección nos guiamos por la estética, tampoco debemos olvidar su principal función, que es proteger nuestros ojos, y para llevar a cabo este cometido debemos tener cuidado con la calidad de las gafas.

Comentarios