Un tráfico sin alcohol para la ciudad de Huesca

2003072525 alcolimetro.jpg

Con la llegada del fin de semana la Policía Local de Huesca ha retomado su campaña de controles nocturnos ?contra la conducción bajo los efectos del alcohol?. Los controles, que se montan en las zonas de la ciudad donde más accidentes de tráfico se producen una vez llegada la noche de los fines de semana, se llevan a cabo entre las 10.30 de la noche y las 8 de la mañana.

Desde la Policía Local se informa de que el balance de los pasados fines de semana no es positivo, puesto que las denuncias por conducción bajo los efectos del alcohol están siendo numerosas. Incluso se están dando también casos de denuncias por otro tipo de delitos de distinta envergadura. Del mismo modo, gracias a los nuevos juicios rápidos ya se han sentenciado varios casos denunciados el pasado fin de semana y que se han saldado, en su mayoría, con una multa de 360 ? y la retirada del carnet de conducir durante ocho meses para los infractores.

El procedimiento a seguir es muy sencillo. La Policía Local se sitúa en los puntos más conflictivos de la ciudad durante las noches del fin de semana y paran a todos los conductores. Éstos deben bajar del coche y abrir una boquilla que se sitúa en el alcoholímetro para soplar hasta que el pitido que emite el aparato finalice. Si el resultado es superior a 0,15 mg por litro de aire expirado en conductores noveles (menos de dos años con carnet de conducir) ó 0,25 mg/l en los otros conductores se procede a calcular la cantidad de alcohol en sangre con un etilómetro de precisión, donde el presunto infractor debe soplar en tres ocasiones. Las dos primeras de forma seguida y la tercera transcurridos 10 minutos. Si la cantidad de alcohol en sangre sigue siendo superior a la permitida la Policía Local interpone la denuncia, que días más tarde es sentenciada en los juicios rápidos.

Comentarios