Un total de 922 parejas se casaron el pasado año en Huesca

2003071207 boda.jpg

El periodo estival es tiempo de bodas, sobretodo los meses de septiembre y octubre. En Aragón el pasado año se casaron 6191 parejas, de las que 922 son de Huesca, 648 de Teruel y 4621 de Zaragoza. Estos datos nos dicen que el 15% de las parejas que se casaron en 2002, son de Huesca.

La provincia de Huesca ocupa el séptimo lugar por la cola en número de parejas casadas. Tan sólo supera a Teruel, Palencia, Soria, Zamora, Ceuta y Melilla. La provincia que ha celebrado más ceremonias es Madrid con 23.345, le sigue muy de cerca Barcelona con 22.756, Valencia 13.191 y Sevilla que unió las vidas de 10.345 parejas que unieron sus vidas en 2002. Precisamente, es Andalucía la Autonomía más casamentera, 42.601 parejas se casaron en la autonomía más sureña.

Primavera y verano las épocas preferidas

Como apuntábamos los periodos preferidos para casarse son primavera y verano. Hacerlo así tiene más ventajas que en otra época del año. El periodo que va desde junio hasta septiembre resulta muy favorable para obtener mayores beneficios fiscales en su declaración de la renta. Pero conviene darse prisa con los preparativos. Lo que nadie le evitará es una serie de gastos imprescindibles en la celebración, aunque sí existen trucos útiles para ahorrarse tiempo y dinero.

Un mes y medio es suficiente plazo para preparar una boda, a no ser que decida casarse por la Iglesia y con unos gastos de lujo, para lo cual necesitará como mínimo entre 6 y 9 meses.

Una boda cuesta una media de 18.000 euros

El presupuesto medio para una boda de 200 invitados es de 18.000 euros. Para 60 invitados, la inversión se sitúa entre los 4500 y 6000 euros. Con apuros, y renunciando a una buena parte del rígido protocolo, no hacen falta más de 3.000 euros.

Septiembre, seguido de julio, octubre y junio, son los meses preferidos por las parejas para casarse. Conviene no retrasar la boda para octubre porque, como antes apuntábamos, fiscalmente no será recompensado. La razón es que el matrimonio interrumpe el ejercicio fiscal de los dos cotizantes. Con el fin de generar un ahorro, lo más indicado es realizar una declaración individual hasta la fecha del matrimonio y conjunta hasta el final de ejercicio. De este modo, se consigue que el tipo de gravamen sea más bajo.

Si la fiscalidad le trae sin cuidado y quiere casarse en otras fechas, tenga en cuenta que para el resto del año la demanda es menor, hay más posibilidades de elegir iglesia y salón y se necesita menos tiempo para preparar el acontecimiento. Los viajes de novios fuera de temporada son más económicos. La lista de gastos es interminable

Los gastos de las bodas son muchos y variopintos. Si decide casarse por el juzgado los trámites serán gratuitos. Por el contrario si la opción pasa por la Iglesia, deberá abonar unas tasas de 30 euros si la iglesia no es de su zona. Además, los sacerdotes recomiendan a los contrayentes que den un donativo. Normalmente, en un sobre cerrado. Lo usual son entre 90 y 300 euros.

El banquete supone el mayor desembolso. Si desea celebrar su boda en un salón tradicional, puede encontrar menús a partir de 30 euros en hoteles y salones de bodas. La media ronda los 50 euros por cubierto. También hay menús por 50 y hasta 90 euros. Si su presupuesto es limitado, una fórmula que está en boga en los últimos años es el cóctel. Con poco dinero, unas 2.500 pesetas por persona, puede quedar bien con sus invitados

El traje de la novia

En cuanto a la indumentaria. El coste del traje de novia depende de las telas, adornos, bordados. Puede encontrar vestidos a partir de las 450 euros. Si su presupuesto es mucho más ajustado, puede optar por el alquiler: unas 200 euros si el traje es de estreno. Si está más usado, los precios se reducen. En cuanto a los complementos, hay zapatos de novia por 60 euros; guantes a partir de 18; el velo, la diadema y el cancán, a partir de los 90 euros por pieza. Los gastos de peluquería, maquillaje y manicura ascenderán a 120 euros, incluyendo las pruebas. Y el ramo de novia lo encontrará desde 50 euros.

El presupuesto del novio es más barato. Desde un mínimo de 180 euros el traje clásico y 300 el chaqué o el frac. Los hay por un precio mucho más elevado. Si usted decide alquilar su traje, puede encontrarlo a partir de los 90 euros. Si alquila un traje para estrenar, hecho a medida, puede pagar unas 250 euros.

A esto hay que añadir pequeños detalles, si los novios quieren salir de la iglesia en limusina podrán alquilarla a partir de 360 euros.

El viaje

Una buena boda no puede quedarse en la ceremonia. La pareja que emprende el camino de vida en común no puede empezar la nueva relación normalmente. Es necesario hacerlo con un buen viaje de novios. La mayor parte de las agencias disponen de programas especiales para novios en cualquier época del año. Si no quiere salir de España, por 600 euros por persona, puede usted pasar dos semanas de sol y playa en Gran Canaria.

Entre los viajes más exóticos, los más económicos son las estancias en Cancún (México) y Santo Domingo (República Dominicana). Por ejemplo, 15 días en Cancún, en alojamiento en hotel de cuatro estrellas, viene a salir por unos 700 euros por persona. En Santo Domingo, en un hotel de cuatro estrellas superior, le costaría unos 900 euros. Si se lo quieren montar por su cuenta, tienen muchas opciones. La más novedosa es empezar su vida de casados sobre ruedas. Alquile una caravana especial para novios, desde 195.000 pesetas la quincena.

Los detalles

Pero todavía hay más, no hay boda sin alianzas. Las podrán encontrar desde 60 euros hasta más de un millón de pesetas por un modelo exclusivo de platino y diamantes. Hay que tener en cuenta las tradicionales invitaciones: desde 100 a 300 euros por 100 unidades (200 invitados), incluyendo sobre, tarjeta e impresión.

Pero antes de someterte a una vida de fidelidad hay que hacer con los amigos o amigas una despedida de soltero/a. Existen empresas que pueden ayudarle a despedir su condición de soltería con una juerga exclusiva a partir de los 60 euros por persona, incluyendo la cena, desplazamientos, espectáculos y copas. También hay quien se decide por una cena con los amigos, unas copas y un espectáculo erótico.

Comentarios