Casi 300 plazas para veranear en los balnearios de Huesca

Otra alternativa para las vacaciones, con cada vez más atractivo turístico son los balnearios. En la misma provincia de Huesca encontramos tres: en Benasque, Panticosa y Vilas del Turbón. Ahí podemos descansar y acabar con el estrés y curar nuestras dolencias reumáticas, digestivas, circulatorias, respiratorias y urinarias, además de trastornos alimenticios.

BAÑOS DE BENASQUE

En Benasque, encontramos los baños más altos de España con seis tipos de programas dependiendo de las dolencias: anti-stress, balneoterapia, fitness, adelgazar, fin de semana y vital.

Las aguas termales de este lugar, ya utilizadas siglos atrás, son objeto de reconocimiento debido a sus propiedades. También el efecto beneficioso del clima de montaña que tonifica y desintoxica, contribuye al descanso.

Las indicaciones terapéuticas son contra el reuma, artrosis, artritis, dolores en general, afecciones del aparato digestivo y respiratorio, y del riñón.

Además del balneario podemos disfrutar del impresionante paisaje de los valles, de las manifestaciones folklóricas, de las iglesias románicas y también la posibilidad de realizar algunos deportes.

BALNEARIO DE PANTICOSA

En el balneario de Panticosa, además de los centros de salud y de descanso, tenemos posibilidad de observar la belleza de sus montañas y valles, de contemplar las iglesias románicas de la zona, y de practicar montañismo, excursionismo, esquí, deportes náuticos, caza y pesca.

Existen cinco fuentes de diferentes manantiales que curan afecciones renales, digestivas, respiratorias, reumáticas, nerviosas, de obesidad y de piel.

Podemos encontrar baños de diversos tipos: masajes, tratamientos de belleza e incluso programas especiales de fin de semana sólo en temporada baja.

BALNEARIO VILAS DEL TURBÓN

Las Vilas del Turbón poseen técnicas termales y fisioterápicas que administran tratamientos que sanan las afecciones de riñón y vías urinarias, estrés, enfermedades hepato-biliares, trastornos de la nutrición y del metabolismo en general, dietas pobres en sodio, anemias y problemas circulatorios, alteraciones dermatológicas, alergias, infecciones y enfermedades reumáticas y respiratorias.

Existen varios programas antiestrés, renales, reumatológicos y respiratorios. La única instalación de balneoterapia es una fuente para agua bebida.

Además de curaciones podemos visitar las iglesias románicas, los ríos y los macizos y podremos practicar excursionismo, alpinismo, caza y pesca.

Comentarios