Las expectativas del turismo en Huesca son muy favorables para este verano

2003071010 alquezar.jpg

El turismo en nuestra provincia está cada vez más de moda. Así lo demuestran las previsiones de las oficinas turísticas de la parte oriental de la provincia. Alquézar, Benasque o Bielsa son algunos de los destinos preferidos por los visitantes.

En Benasque la entrada en el mes de junio ha sido muy favorable, según Jorge Melero, responsable de la oficina de turismo. Hasta ahora más de 4.200 turistas que han visitado la oficina de turismo para informarse sobre las actividades a realizar en la zona. Melero asegura que lo que les atrae son las condiciones meteorológicas y la riqueza del paisaje de montaña. Lo que más reclaman son deportes de aventura, tales como rafting y paseos a caballo.

La ocupación de los establecimientos hoteleros, albergues y apartamentos se sitúa en un 70% hasta la fecha, tendencia que deja adivinar unas excelentes previsiones para el resto de julio y agosto.

En cuanto a la procedencia de los turistas se refiere, el 80% son de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Aragón. Un 3% lo constituyen los turistas británicos y franceses.

Otro dato que destaca en el turismo en Benasque es la irrelevante diferencia de flujo turístico entre julio y agosto.

En Bielsa, sin embargo, el turismo se dobla en agosto, según informa Ana Dueso, de la oficina de turismo. Los que más visitan esta localidad son valencianos y también aragoneses. Estos turistas se interesan también por los deportes de aventura y el senderismo.

En el santuario de Torreciudad el mes de julio ?ha entrado animado? en el ámbito turístico. Así lo describe Manolo Garrido, responsable del gabinete de prensa de Torreciudad, aunque allí el mes fuerte sea con diferencia agosto.

El turismo es sobretodo nacional, predominan los visitantes de Cataluña, País Vasco y Navarra. También algunos llegan desde el sur de Francia, donde cada vez se promociona más el santuario.

En Graus el plato fuerte llega la segunda quincena de julio y se prolonga hasta agosto. Sara Badel, de la oficina de municipal de turismo destaca la importante presencia de turistas extranjeros, sobretodo holandeses y británicos. A pesar de la proximidad de la frontera, la presencia francesa es escasa aunque con tendencia a la alza.

Lo que más atrae a los visitantes de esa zona son las rutas del románico y también los deportes de aventura y los recorridos más adecuados para practicar el senderismo.

Comentarios