Cerca de 3.000 personas han visitado el nuevo espacio rupestre de Colungo

2003071111 Cueva Fuente del Trucho.jpg

Desde que en el mes de abril se inaugurara el Espacio Fuente del Trucho de Colungo dentro del Centro de Interpretación de Arte Rupestre de Colungo, más tres mil personas han pasado por este centro, el único que cuenta con arte paleolítico de Aragón. Estos datos, que han desbordado las previsiones del área de patrimonio de la comarca del Somontano, hacen prever un excelente verano en cuanto a visitas se refiere.

La responsable de patrimonio de la comarca del Somontano, Nieves Juste, asegura que ellos mismos se han sorprendido del gran éxito que ha cosechado el centro de interpretación durante los últimos meses. A pesar de que durante el año sólo permanece abierto los fines de semana, durante el mes de mayo recibió más de 1.000 visitantes.

Pero más importante que el elevado número de visitas es que muchas de ellas eran grupos organizados que llegaban, premeditadamente, a visitar el centro. Para Juste esto es un importante cambio cualitativo porque se trata de personas que llegan a la zona atraídas por el centro de interpretación de Colungo, no por otros atractivos de la Sierra de Guara.

La recuperación de este espacio es uno de los grandes atractivos turísticos de esta localidad. Juste explica que ?se ha hecho una recreación de la cueva utilizando medios audiovisuales y fotográficos, entre ellos una recreación fotográfica pionera en toda España?.

Además de este espacio expositivo, el Centro de Interpretación de Colungo dispone ya de una nueva zona de parque arqueológico en el exterior del centro que cuenta con recreaciones a tamaño natural de estructuras prehistóricas.

El nuevo espacio tiene cinco salas en las que se explica el descubrimiento de la cueva e incluso puede verse una recreación de la misma. En ellas y a través de imágenes, se muestran diferentes momentos en los que los prehistóricos utilizan esta gruta, descubierta en la década de los 70, tanto para vivir como para escenificar sus ritos.

Comentarios