El joven serrables apuñalado se encuentra ya fuera de peligro

A pesar de que su estado es todavía calificado por fuentes médicas como grave, J.L.V. evoluciona favorablemente de las heridas de arma blanca que sufrió en la madrugada del martes al miércoles en extrañas circunstancias. El joven de Sabiñánigo ha sido intervenido quirúrgicamente en el hospital San Jorge. Familiares y Guardia Civil esperan en su pronta recuperación para poder conocer los detalles del extraño suceso.

Aunque el testimonio del serrables es vital para esclarecer los hechos, sí que se van conociendo algunos detalles del incidente. El jóven de 25 años, salió de su domicilio en Sabiñánigo a las 4 horas del miércoles, según dijo a sus familiares, para trabajar. Dos horas más tarde, él mismo avisó desde su móvil a la Guardia Civil de su estado y de su situación, pocos minutos antes de colisionar con un árbol, en el alto del puerto de Monrepós, término municipal de Caldearenas.

En ese momento, el joven se encontraba ya herido y mareado, a consecuencia de la gran cantidad de sangre que perdió. Precisamente esta pérdida le ocasionó el desvanecimiento que le hizo salirse de la vía.

El coche, un seat córdoba blanco, circulaba en dirección a Sabiñánigo, y no en dirección Huesca, que es la que debería haber tomado si es que se dirigía a su trabajo. Poco más tarde de las seis de la mañana era trasladado por los servicios sanitarios al hospital San Jorge de Huesca, donde descubrieron que las heridas que llevaba en el vientre eran por arma blanca.

Tras ser intervenido quirúrgicamente, el serrables ha experimentado una clara mejoría en las últimas horas, y aunque continúa grave en la UCI del centro hospitalario oscense, se le ha retirado la respiración artificial y ha podido ya hablar con sus familiares. La Policía Judicial de la Guardia Civil ha intentado interrogar a la víctima, pero finalmente se ha decidido esperar, ya que existen algunas incoherencias en sus respuestas, fruto de la fuerte medicación.

En Sabiñánigo, donde el joven es muy conocido, nadie se explica lo sucedido. Los vecinos coinciden en calificarlo como un chico ?bueno? y ?normal?, que nunca ha tenido enemigos ni problemas con nadie. Existen diversas hipótesis con las que la Guardia Civil investiga tanto en Sabiñánigo, como en Huesca.

Comentarios