Los taxis al alza con la llegada del verano

2003071717 taxis.jpg

El calor, los viajes a consultas y hospitales y la llegada de viajeros y turistas hacen que los taxistas no tengan un solo momento de relax. El servicio de los taxis en Huesca sigue al alza más que nunca en esta época estival.

En la ciudad de Huesca trabajan actualmente 50 taxistas, con un horario laboral de 7 de la mañana a 11 de la noche, distribuidos en tres grupos. Cada fin de semana descansa uno mientras que los otros dos grupos de taxistas ofrecen sus servicios a los usuarios oscenses. Podemos encontrarlos en las tres paradas principales de taxis: Plaza Navarra, frente a la Compañía y en la Intermodal. Ahora, con la llegada del verano, el calor, que hace que sea insoportable ir por la calle y el aumento del número de viajeros y turistas, provocan que los requerimientos de los servicios de los taxis aumenten.

Los servicios más habituales de los taxistas en la provincia de Huesca son viajes dentro de la ciudad, sobre todo viajeros que recurren a los taxis porque no pueden cargar con las maletas, o también los mayores que acuden a consultas médicas, aunque prefieren ir andando por motivos de salud.

Hay otro tipo de servicios fuera de Huesca, principalmente para ir a las estaciones de trenes nocturnos, o para asistencias médicas en Zaragoza. También realizan los servicios de recogida para aquellos que tienen accidentes en carretera. También se realizan viajes de mayor distancia, a otros puntos de la península o al extranjero.

Los usuarios de los taxis son en su mayoría las personas mayores para desplazamientos largos, y la franja horaria de más trabajo: el momento de más calor, es decir, desde el mediodía hasta las cuatro de la tarde. Durante los fines de semana aparece otro tipo de usuarios como son los jóvenes, que regresan de salir por la noche o de madrugada, para volver a sus casas.

Las reformas que necesitaría este servicio sería un sistema de llamada para todos en conjunto, y así poder recibir llamadas en los coches, ya que las emisoras son inasequibles económicamente. Además debería existir algún tipo de control por parte del ayuntamiento para evitar que los algunos taxistas se salten las guardias. Los usuarios, que mayoritariamente llaman a las paradas antes de acercarse a ellas, están contentos con el servicio.

Comentarios