Los socios de la SD Huesca dan la "bendición" a la gestión de la directiva

2003071818 asamblea.jpg

No se pusieron reparos por parte del más de medio centenar de socios que acudieron a la Junta General que celebró la SD Huesca en la que se presentó una situación económica muy estable, con un superávit de la pasada temporada de 11.899 ? que van directamente para amortizar la deuda de otros años que tiene el club y que tiene una diferencia de activo-pasivo de 37.175 euros.

Como ya informó Radio Huesca Digital, el balance del pasado año disparó los ingresos a los 350.000 ? y los gastos a los 340.000 por lo que la última campaña en temas económicos no fue mala. Para el próximo ejercicio, los socios del Huesca aprobaron un presupuesto de 325.000 ? en el que se incluye una amortización de 7.700 para seguir paliando la deuda del club.

Los capítulos de socios, (con 100.000 ?) publicidad y el apoyo del ayuntamiento y otras subvenciones de instituciones (con 62.000 euros) son los pilares fundamentales de la economía del Huesca. En publicidad se ha pasado en los últimos años de unos ingresos de 15.000 ? a 71.000. La salud económica del Huesca sigue siendo buena, aunque todavía el club presenta un balance negativo de situación.

Mención a parte tiene el partido internacional sub-21 que supuso unos gastos de 83.588 ?. Si se cumplen las promesas de patrocinios y apoyos, al Huesca sólo se constará este acontecimiento 5.739 euros, habiendo conseguido a cambio una considerable mejora y revaloración del campo del Alcoraz. En esta apartado el presidente Jesús Viñuales quiso destacar el apoyo de la empresa Forcusa y del Ayuntamiento para llevar a cabo las obras en la instalación.

Dentro de lo que fueron otras cuestiones que se abordaron en la asamblea volvió a salir la tan traída y llevada titularidad del Alcoraz y la necesidad de sentarse a negociar para que el campo pase a ser municipal, como en todas las ciudades de España. Una junta de socios, donde se invitará a las personas que crearon la junta paralela que frenó el famoso embargo, decidirá sobre este asunto.

Jesús Viñuales indicó a los socios que el objetivo sigue siendo el ascenso y que se está poniendo todo por parte del club para hacer un equipo competitivo. El presidente explicó a los socios los ?casos? Bona y Xabi Blas y los fichajes y renovaciones que se han realizado hasta el momento y donde podría entrar también en las próximas horas Dani Aso, con quien se sigue negociando su regreso.

La asamblea abordó otros temas menores, pero que interesan al socio, como las categorías inferiores o la relación con el Colegio de Entrenadores tras la denuncia a Txuma Martón y Justo Guisado.

La directiva sigue contando con el respaldo de una masa social de 1.029 socios a los que Jesús Viñuales sigue pidiendo el apoyo para que la SD Huesca siga creciendo e intentado alcanzar de nuevo la 2ª B, una categoría más acorde con la ciudad y con las aspiraciones del club.

Comentarios