IU de Sabiñánigo exige que se haga un seguimiento de las variaciones patrimoniales públicas.

Izquierda Unida, ?ante la constatación de que hay una opinión bastante generalizada en los ciudadanos de que los políticos forman una clase particular de personas que buscan exclusivamente su lucro personal y que llega a extremos de que la palabra ?político? implica un rechazo o al menos presunción de inocencia? ha remitido una circular para que sean los propios ciudadanos a través de unos datos e informaciones ?quienes vean lo que hay de cierto en lo que opinan sobre los ciudadanos los políticos que defienden sus ideas desde grupos organizados?.

Entre otros temas, destaca que existe un registro de las declaraciones de los bienes patrimoniales realizados justo antes de la toma de posesión, con ocasión del cese en el cargo y en modificaciones de circunstancias de hecho que no es público y sólo pueden expedirse certificaciones a petición del declarante, del Pleno o del Alcalde, del Partido Político por el que ha sido elegido y de un órgano jurisdiccional. Izquierda Unida señala que ?aquí, hay en realidad un déficit de control, porque por lo general nadie controla estas declaraciones de no mediar denuncia, pero ésta no puede realizarse sin conocimiento de infracción?. Así pues, reivindica un acuerdo en el que la Secretaría del Ayuntamiento o un auditor haga un seguimiento de estas declaraciones patrimoniales. Mientras esto no se consiga, ?van a ser los ciudadanos quienes han de suponer que las gestiones se hacen adecuadamente?.

Izquierda Unida es partidaria de que al final del mandato se haga una declaración patrimonial ante la Secretaría en la que se justifique voluntariamente los aumentos y disminuciones patrimoniales. ? esta sería la clave para asegurar al ciudadano que la imagen del político debe corresponder más con una persona que defiende un tipo de desarrollo concreto de la localidad que con una persona en busca de fortuna?.

Comentarios