Las intoxicaciones, una constante cada verano

El año pasado 43 personas resultaron afectadas en la Provincia de Huesca como consecuencia de cuatro brotes de infecciones alimentarias. La Salmonella fue el principal agente causal de estos problemas de salud que requirieron la hospitalización de 67 pacientes en la Comunidad Autónoma.

En verano hay que tener un especial cuidado para que no se interrumpa la ?cadena del frío? en la conservación de los alimentos. Así lo recomienda el Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales para evitar posibles intoxicaciones, y recomienda que se vigile la calidad de las materias primas, la limpieza de los utensilios de cocina y las debidas medidas de higiene personal durante la manipulación de alimentos.

Durante 2002 se registraron en Aragón 140 brotes de intoxicación alimentaria. El consumo de los alimentos crudos, inadecuadamente conservados o preparados con gran antelación son los motivos más frecuentes de estos problemas.

El SALUD señala que es muy importante mantener la cadena de frío en la conservación de los alimentos (4º en las cámaras de refrigeración y ?18º en las de congelación), y que a la hora de cocer o freír es fundamental que el calor penetre en toda la masa del alimento alcanzando temperaturas superiores a los 85º, de modo que aseguremos la disminución o eliminación de la posible carga microbiana que pueda contener.

Los brotes se pueden dar tanto en el ámbito privado o familiar como en el hostelero. Para no propiciar su aparición, el SALUD resume las siguientes precauciones:

Mantener las instalaciones y los utensilios limpios y desinfectados.

Adquirir alimentos de calidad y correctamente conservados.

Evitar la preparación de las comidas con antelación excesiva.

Extremar el cuidado con la elaboración de productos de riesgo, como las salsas, cremas, natas, etc.

Mantener una separación clara entre productos frescos y preparados.

Extremar la higiene del personal manipulador.

Las verduras y hortalizas frescas deben ser bien lavadas previamente.

En los platos entre cuyos ingredientes figure el huevo y cuyo tratamiento no supere los 75º se deben utilizar ovoproductos (huevina).

Comentarios