Los ladrones no se van de vacaciones

La seguridad nunca está de más y hay épocas, como el verano, en las que debemos tener especial cuidado y adoptar una serie de medidas extras. Tal y como indica el Cuerpo Nacional de Policía, a la hora de emprender nuestras vacaciones no debemos divulgar en demasía el lugar donde nos vamos, ni la duración, ni tan siquiera anunciar nuestra salida.

Junto con la discreción, la Policía recomienda dejar en manos de una persona de confianza las llaves de casa, por si ocurriera algún incidente y fuera necesario acceder al domicilio, y la recogida de la correspondencia diaria. Aconsejan no abrir el portero automático a no ser que identifiquen la llamada y ante cualquier sospecha advierten que lo mejor es llamar al 091, aunque no estén seguros de que realmente esté sucediendo algo.

En las paradas que se realizan durante el viaje no se debe descuidar el vehículo en ningún momento. Los ladrones están siempre atentos y son conscientes de que los coches viajan llenos de objetos de valor: ropas, CD?s, joyas....

Llevar la cantidad de dinero justo y evitar que el número secreto de las tarjetas de crédito aparezcan junto a ellas, son otras de las recomendaciones que debemos tener presentes. En este sentido, se aconseja buscar números secretos que no coincidan con las fechas de nacimiento que aparecen en el carné de identidad y son las primeras cifras con las que prueban los delincuentes para hacer uso de las tarjetas robadas.

Una vez en el destino elegido, el Cuerpo Nacional de Policía solicita dejar las joyas en las cajas fuertes destinadas a tal fin. Evitar llevar la cartera en bolsillos traseros, cerrar los bolsos, desconfiar de empujones y roces, y no dejar el teléfono móvil sobre ninguna mesa de terraza, gesto habitual en los meses de verano, y que provoca más de una desaparición.

Comentarios