La trashumancia del Valle d´Ossau llega el 10 de julio al Portalet

Durante los días del ocho al diez de julio se llevaba a cabo la tradicional llegada de la trashumancia del Valle d´Ossau al circo de Aneu en el Portalet y que tiene un especial significado para la Mancomunidad del citado valle francés que cuenta con un acto especial al que asisten los alcaldes de sus poblaciones junto a los del Valle de Tena en la Comarca del Alto Gállego que se unen a los pastores galos.

Este encuentro tiene lugar a las doce de la mañana en el lado francés del Portalet y en el marco del programa europeo INTERREG, en el que están involucradas las comarcas citadas de ambos lados del Pirineo para la realización de diferentes proyectos, culturales, educativos y turísticos.

La trashumancia en estos valles del Alto Gállego ha jugado un papel importante a lo largo de la historia de los montañeses. Los ganados del valle del Tena seguían el valle del río Gállego hasta que éste se dirige hacia el oeste, cerca de la desembocadura del Guarga, que cruzaba por las cercanías de La Nave. Atravesaban la sierra por Cuello Vail y llegaban a Huesca, desde un ramal se dirigían hacia el valle del Ebro por Almudévar y Zuera y otro hacia los Monegros. Partiendo de Biescas, villa que en tiempos pasados contó con una floreciente industria textil lanera de tipo artesanal y familiar, se llega al estrecho de Santa Elena, puerta del valle de Tena. Desde aquí se inicia una ruta que acabaría en Francia, donde se encuentra la cumbre del Midi d?Ossau, la más característica del Béarn debido a su singular forma que dicen se parece a la mandíbula de un oso. A través de esta ruta se puede admirar Piedrafita hasta el Ibón, lago de montaña de origen glaciar. Otra posible parada de los ganaderos estaba en Sallent de Gállego. Como a diez kilómetros se encuentra el Portalé de Aneu, collado fronterizo en el que se sitúan las fuentes del río Gállego donde estaba la antigua aduana española.

Comentarios