Buena campaña de verano en el campo altoaragonés

Los cultivos de verano evolucionan correctamente en la provincia de Huesca, incluso se está produciendo un cierto adelanto en el ciclo evolutivo del maíz, ya sacando su espiga. Los embalses se encuentran prácticamente a tope de reservas hídricas con lo que no se vaticinan dificultades en Riegos del Alto Aragón; en el Canal de Aragón y Cataluña, habrá que esperar a ver cómo evoluciona julio y agosto. Las ventas de la fruta van bien, mejor que en el caso de la alfalfa.

El maíz se encuentra muy crecido en muchas explotaciones agrarias de la provincia de Huesca. Ya se ha iniciado el espigado, adelantándose en el tiempo, ya que siempre se apunta que ese paso se ha de dar en torno a la festividad de Santiago, el 25 de julio. El arroz ha tenido también una muy buena nascencia estando también adelantado en su ciclo vegetativo.

Se ha entrado ya en el tercer corte de la alfalfa, siendo la campaña muy satisfactoria en producciones. El pero lo sitúa el agricultor en las ventas y en los precios, ya que las lluvias abundantes de la primavera pasada generaron mucho pasto natural; la repercusión es evidente en el mercado de pienso.

Por el contrario las ventas van muy bien en la fruta, gracias a la exportación. La demanda es superior a la oferta por lo que los precios se están manteniendo en buenos parámetros. Hubiera sido una campaña excelente, porque hay fruta en cantidad y calidad; sin embargo, este sector sufría este fin de semana un duro golpe con la tormenta de pedrisco que arrasaba 360 hectáreas de terreno en el Bajo Cinca, afectando a parcelas en las que la recolección iba a comenzar este lunes.

Comentarios