San Juan de la Peña, uno de los rincones emblemáticos de la provincia con mayor número de visitantes.

El Monasterio de San Juan de la Peña y la Iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Serós han comenzado la temporada de verano. El horario de visita es por la mañana de diez a dos y media, y por la tarde de tres y media a ocho. Para este año se han visto modificadas las normas de estacionamiento en San Juan de la Peña. Los turismos deberán estacionar en el parking de la explanada de San Indalecio, junto al Monasterio Nuevo.

El Monasterio de San Juan de la Peña es considerado como el sacro recinto donde se asentaron las bases de lo que iba a ser el Reino de Aragón. En 1675 fue testigo de un incendio que duró 3 días y 3 noches. Hoy día tan sólo queda una cuarta parte de lo que fue el antiguo Monasterio. Eso sí, todavía permanecen la Iglesia baja, la Sala de los Concilios o dormitorio de los monjes, el Panteón de los Nobles, la Iglesia Alta de San Juan, el Panteón Real, la Capilla Gótica de San Victorián, el claustro románico, y la Capilla de San Voto y San Félix.

La Gestora de San Juan de la Peña pone a disposición de los visitantes un servicio de lanzaderas para desplazarse entre el parking del Monasterio Nuevo y el Monasterio Viejo. Estas medidas no afectan a los grupos organizados que acceden al monasterio en autocares. Asimismo se ha habilitado un sendero entre ambos monasterios para aquellos que deseen realizar este trayecto a pie, sin necesidad de andar por la carretera.

Los servicios a disposición de los visitantes de San Juan de la Peña son un servicio de guías sin coste adicional al de la entrada, tienda de souvenirs, bar-cafetería, servicio de transporte entre los monasterios y reserva de visitas guiada para grupos organizados.

Comentarios