El PP exige planificación en las reservas de sangre de los hospitales aragoneses

El Partido Popular pedirá al consejero de Salud del Gobierno aragonés, Alberto Larraz ?mayor planificación y coordinación para que no vuelvan a suspenderse intervenciones quirúrgicas programadas por falta de sangre?. Según confirmaron los ?populares? en diversas centros, además del ?San Jorge? de Huesca, otros hospitales aragoneses como el ?Miguel Servet? en Zaragoza, también tuvieron que anunciar a varios pacientes la imposibilidad de atenderles en las fechas previstas ante la falta de una reserva suficiente de sangre.

Especialmente llamativo es el caso del ?Miguel Servet? donde aproximadamente una veintena de intervenciones fueron suspendidas, entre el jueves y el viernes de la semana pasada, ante la escasez de existencias de sangre suficiente y de manera especial la correspondiente al grupo de mayor demanda, el 0 negativo, con periodos de carencia casi total de sangre de este tipo.

Según denunció el diputado regional, Ricardo Canals, la ?deficiente previsión? de los responsables sanitarios en estos asuntos perjudica directamente a los pacientes ?que además de verse obligados a replantearse una intervención quirúrgica perciben una sensación de inseguridad que les genera desconfianza sobre la calidad de la sanidad que reciben?. Esta ausencia de planificación de la Administración aragonesa viene avalada por la disminución en el número de donaciones durante 2002 respecto a 2001, con 497 menos, así como una alarmante reducción de 890 donaciones menos en el primer semestre de 2003 respecto al mismo periodo del año anterior, en el caso del ?Miguel Servet?.

Los ?populares? han recordado que corresponde al Gobierno aragonés velar para que los hospitales que dependen de esta administración tengan las reservas de sangre suficientes con las que atender las demandas hospitalarias, independiente de quien se encargue de su extracción ?y hoy por hoy y a la vista de la suspensión de las intervenciones, el consejero de Salud no es capaz de garantizar el abastecimiento de sangre que necesitan los centros hospitalarios?.

Para Ricardo Canals el problema no radica en la ausencia de donantes de sangre, con cerca de 100.000 censados en Aragón, sino en los mecanismos utilizados por el departamento de Salud para fomentar las donaciones. ?Los aragoneses han demostrado su generosidad como donantes de órganos y por ello somos una de las primeras comunidades en este ámbito; si falta sangre no es por falta de solidaridad de los aragoneses? afirman desde el PP.

Comentarios