Los libros también van a la piscina

Durante el mes de julio, la asociación La Buhardilla, como cada verano desde hace siete años organiza una biblioteca en la piscina del Perpetuo Socorro. Con cerca de 1000 socios, el éxito de la bibliopiscina es abrumador, se trata de incitar y motivar a la lectura a los niños, quienes satisfechos con la experiencia, continúan con los libros al terminar el verano.

La Buhardilla es una asociación de estudiantes de biblioteconomía y documentación que colaboran año tras año en la bibliopiscina. Al principio, la cantidad de libros infantiles era escasa, pero cada vez el número de ejemplares se ha ido multiplicando gracias a la colaboración de las bibliotecas de Huesca.

Es en julio cuando funciona la biblioteca de piscina, y con una aceptación amplia, sobre todo entre los niños, pero según las estadísticas después de San Lorenzo la afluencia de gente decae y la rentabilización no compensa, por ello la duración de esta actividad es solo de un mes.

Los usuarios son de todas las edades, aunque realmente son los niños quienes se entusiasman más con esta propuesta, y son ellos, los principales beneficiarios. Los libros más leídos son los clásicos, los de Disney, los comics, y cada vez más los libros que se pueden meter en la piscina y con los que también se pueden jugar.

De 12 a 14 y de 16 a 20 es la franja horaria en la que se puede acceder a la bibliopiscina.

Encontraremos como animación para leer, y animación sociocultural, juegos diarios y variados. El objetivo principal se consigue con satisfacción, ya que los pequeños acuden a las bibliotecas tras la experiencia en la piscina, motivados e interesados por la lectura.

Comentarios