480 hectáreas ardieron en la provincia de Huesca el pasado verano

Los incendios que durante el verano de 2002 se produjeron en la provincia de Huesca, calcinaron un total de 480 hectáreas de masa forestal. El servicio del Protección de la Naturaleza, SEPRONA, de la Guardia Civil, encargado de investigar este tipo de hechos, no procedió a la detención de ninguna persona como presunta autora de los mismos.

Según la Dirección General de la Guardia Civil, el uso del fuego en quemas con finalidad agrícola o ganadera para eliminar matorral y la regeneración de pastos, constituye la primera causa del origen de los incendios forestales. A este respecto, se ha puesto en marcha el Plan Especial para la prevención de incendios forestales, que se prolongará hasta finales de septiembre. Con él se pretenden reducir los efectos negativos que los incendios forestales producen en la época estival. El plan se lleva a cabo en coordinación con diferentes órganos de la Administración Pública, con el objetivo común de establecer medidas de seguridad para la prevención e investigación de este tipo de siniestros.

Una de las principales misiones de la Guardia Civil en este ámbito es la vigilancia encaminada a la prevención, que se ejercerá en zonas amenazadas, peligrosas o de especial valor ecológico, según las características y su problemática, y en general sobre vehículos y personas, en los accesos a los bosques, en amplias zonas, desde puntos dominantes, a campistas y excursionistas, basureros y vertederos susceptibles de incineración, actividades industriales o socio-económicas y el cumplimiento de la normativa del Estado y de cada Comunidad Autónoma en materia de prevención de incendios.

Para ello, se utilizarán los medios materiales y humanos de las diferentes especialidades con las que cuenta la Institución, como son las patrullas del Seprona, las patrullas rurales, unidades del Servicio de Montaña y de la Agrupación de Tráfico, Equipos de policía judicial e información, contando además con el apoyo del Servicio Aéreo y de la Agrupación rural de Seguridad.

Comentarios