Benigno Blanco se compromete con Huesca

El Secretario de Estado de Infraestructuras ha inaugurado y puesto en servicio las obras de supresión de un paso a nivel en Sangarrén, en la línea ferroviaria Zaragoza-Huesca. La inversión total para suprimir los 63 pasos a nivel ha ascendido a algo más de 11 millones de euros.

Esta actuación, exigida por la ley, está contemplada en el Plan de Infraestructuras 2000-2007 y responde al objetivo del Ministerio de Fomento de impulsar la eliminación de los pasos a nivel existentes.

Blanco no ha querido dar una fecha exacta para la puesta en funcionamiento de la línea de Alta Velocidad entre Huesca y Zaragoza, pero ha afirmado que las obras en curso están muy avanzadas y que, concretamente, los trabajos de la plataforma están prácticamente terminados.

Tal y como ha indicado el Secretario de Estado de Infraestructuras, RENFE dará a conocer el elenco de servicios que prestará la línea, días antes de que se den por terminadas las obras y se proceda a la puesta en marcha del servicio. Bien es cierto, ha indicado Benigno Blanco, que con la entrada en vigor del nuevo modelo ferroviario podrá haber nuevos operadores y los servicios podrían variar.

En lo referente a la línea Huesca-Canfranc, Blanco ha resaltado que el Gobierno ?hará sus deberes?. Se ha comprometido a cumplir con el Plan de Infraestructuras de España independientemente de lo que decida hacer Francia. Por el momento, la línea va a ser reconvertida en ancho internacional.

La eliminación del paso de las vías por la capital altoaragonesa es un proyecto independiente. En estos momentos se encuentra sujeta a trámite de impacto medioambiental, y una vez se conozca el resultado el Ministerio procederá a continuar con el estudio.

Comentarios