Un grupo de niños ucranianos pasa el verano en la comarca del Cinca Medio con sus familias de acogida

El pasado lunes 215 niños llegaban a Zaragoza, procedentes de Ucrania, de ellos, alrededor de 35, permanecerán hasta el 2 de Septiembre en el Cinca Medio gracias a la Asociación Ayuda a la Infancia, con sede en la capital aragonesa, que ofrece a sus socios la posibilidad de acoger, temporalmente, a niños de diferentes orfanatos de la región de Kiev afectados, algunos de ellos, por la catástrofe nuclear de Chernobyl y la precaria situación económica que se vive en su país.

Las de Gemma Coso y Pilar López, son dos familias montisonenses que pertenecen a la Asociación de Ayuda a la Infancia y que, desde el pasado lunes, han visto aumentada la familia con un nuevo miembro. En el caso de Gemma, fue su propia hija quien le habló de las acogidas temporales y, ésta, es la tercera vez, tras el verano y las navidades del último año, que tiene en su hogar a Basa, un niño de seis años, al que le gusta la verdura y la fruta pero que, sobre todo, disfruta jugando al fútbol con sus nuevos amigos.

Para Gemma, entrar a formar parte del programa de acogidas temporales ha sido una experiencia de la que no se arrepiente porque"se trata de niños con muchas carencias afectivas, muy necesitados de mimos, besos y caricias que te devuelven las ganas de vivir"

Para Pilar, la llegada de Anton, ha sido su estreno como madre. Se trata de un niño de diez años, que desde los siete pasa las épocas de verano y Navidad en casa de sus "padres" montisonenses. Anton, a quien le encanta comer fruta, le gusta ir a la playa, montar en bici con sus amigos y jugar al fútbol. Su equipo es el Real Madrid y el jugador que más le gusta Raúl.

Las familias que, acceden a este programa de acogida temporal, tienen que pertenecer a la Asociación de Ayuda a la Infancia que actúa como intermediaria entre el gobierno ucraniano y las familias interesadas en el proyecto a las que se les realiza una entrevista previa y se les explica los pros y contras del programa, por ejemplo, que en ningún caso, contempla la adopción, aunque según Pilar López " tanto las familias como los niños tienen muy claro este aspecto porque Ucrania es su país, donde tienen sus amigos y sus vínculos".

Desde la puesta en marcha de este programa, hace siete años, Huesca se ha convertido en la provincia aragonesa que cuenta con el mayor número de familias de acogida. De hecho, en el Cinca Medio, al listado de localidades que acogen durante el verano a algún niño como Alcolea y Albalate, se ha incorporado La Almunia de San Juan y, por lo que se refiere a Monzón, con el paso de los años, ha aumentado hasta ocho el número de familias de acogida.

Además de las actividades que los niños van a realizar con sus respectivas familias, desde la Asociación de Ayuda a la Infancia se ha preparado un programa común con un encuentro que se llevará a cabo en el Parque de Atracciones de Zaragoza, un visita el 5 de Julio al parque de La Gabarda en los Monegros y una jornada de convivencia en Sabiñanigo.

Comentarios