Buen sabor de boca

El Grupo de Baile de Espacio Danza Huesca ha regresado con una sonrisa de su participación en el XII Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco 2003 que se ha celebrado en el Teatro Albéniz de Madrid durante este fin de semana.

No llegaron a la final, pero el simple hecho de quedar seleccionados entre los 13 participantes de las más de cien compañías que se habían presentado, es para ellos un verdadero logro. El Certamen de Danza Española y Flamenco es actualmente el más importante y prestigioso concurso del panorama internacional y en él han participado los mejores bailarines de España.

Para José Espinosa, director del Grupo oscense, su puesta en escena fue la mejor, y así se lo hicieron ver muchos de los profesionales que presenciaron la actuación, pero en este Certamen prima la técnica, campo en el que los miembros del Ballet Nacional, que obtuvieron el primer y tercer premio, juegan con ventaja.

La actuación de los oscenses representó en el escenario del madrileño Teatro Albéniz el inicio de la vida dibujado mediante una serie de pinceladas que dejaban la puerta abierta a cualquier posible interpretación. Danza contemporánea, española y folclore fueron los ingredientes elegidos para esta obra que resultó una de las más completas y elaboradas.

Los tiempos cambian pero las raíces permanecen. El fin último de este Certamen es promocionar la renovación y la preservación de la danza española y el baile flamenco a través de la nueva creación coreográfica y la estimulación en general de la actividad profesional en el sector.

En este concurso se han valorado el rescate y la continuación de estilos tradicionales como la Escuela Bolera, el Clásico Español y el flamenco ?puro?. Pero hay más aspectos que el jurado ha tenido en cuenta: la creatividad del coreógrafo, la interpretación y la calidad técnica de la ejecución de la coreografía por parte de los bailarines, y por supuesto, la elección y la utilización de la música.

Comentarios