Se entra en Aragón en el periodo de máxima alerta por riesgo de incendio

Este domingo, día 15 de junio, comienza el periodo de máxima alerta en la prevención de incendios forestales en Aragón, campaña que se cerrará el 30 de septiembre (para volver a la fase intermedia). De momento, la temporada se desarrolla con normalidad, esperándose repetir el balance del año 2002, positivo sobre todo si se compara con el ejercicio anterior en el que se produjo el incendio en la sierra de Loarre.

De momento la superficie forestal afectada en Aragón durante 2003 ha sido de casi 63 hectáreas, de las cuales algo más 16 hectáreas eran arboladas. En la provincia de Huesca la superficie total quemada ha sido de 23 hectáreas, de las cuales 5 han sido arboladas.

Los medios activos para la fase de máxima alerta ascienden a 56 cuadrillas terrestres y 6 helitransportadas. En cuanto al Alto Aragón, son 15 y 3 respectivamente. Se va a disponer, además, de un total de 29 autobombas, 12 de ellas en la provincia de Huesca. Se va a contar con 72 puestos de vigilancia, 15 en el Alto Aragón. En cuanto a medios aéreos los aparatos contratados son 6: 4 helicópteros ligeros y 2 semi-ligeros. Habrá 2 avionetas para realizar labores de coordinación aérea. Todos estos efectivos se completan con los aportados por otras instituciones.

Las novedades de la campaña 2003 se relacionan con la ampliación del despliegue de medio aéreos y adecuación de bases de cuadrillas helitransportadas, intensificación de la colaboración con otras administraciones, potenciación de la formación de todo el personal que integra el operativo de lucha, investigación de la causalidad de incendios forestales, y elaboración y dinamización de una exposición itinerante de incendios.

El Plan Cuatrienal de Protección Contra Incendios Forestales 2000-2003 preveía un presupuesto total de 34 millones de euros, lo que representa una media anual de 8,5 millones de euros.

Comentarios