Paro de dos horas el las Gerencias de Catastro el próximo 26 de junio

Durante el año 2002, los Empleados Públicos de Catastro, han venido realizando concentraciones reivindicando una negociación de la RPT de los Servicios Periféricos de las Gerencias de Catastro. Movilizaciones que continúan hasta la fecha y que llevan a convocar un PARO de 2 horas el día 26 de Junio de 11:30 h. a 13:30 h., en todas las Gerencias de Catastro a nivel Estatal.

Desde el año 1988, este servicio esencial de la Hacienda Pública no había tenido una RTP, que reflejara el incremento en la carga de trabajo que han sufrido estos Empleados Públicos. La principal reivindicación de estos es una negociación de la RPT de Catastro y la equiparación de la RPT con otros servicios de la Hacienda Pública. CC.OO. interpuso en su momento un recurso contenciosos administrativo contra la RPT, contencioso aún no resuelto.

La discriminación que han venido sufriendo estos trabajadores durante tantos años, unida a la lamentable RPT aprobada por la CECIR, ha provocado una generalizada respuesta de todos los trabajadores, agravios comparativos entre compañeros, descarado incremento en los puestos de Gerentes. A pesar de los intentos de CC.OO. por hablar del asunto en todos los foros posibles la respuesta de la Administración ha sido cerrada.

Unido a lo anterior cada día es más evidente la Externalización de Servicios Públicos, que se viene produciendo en el Catastro, (como en otros ámbitos de la Administración General del Estado), la utilización por Empresas Privadas de las Bases de Datos Catastrales para, atención Telefónica, la resolución de reclamaciones por éstas, e incluso la atención directa al ciudadano en algunas Gerencias, ETC., están produciendo un deterioro de los Servicios Públicos que en la doble condición de trabajadores y contribuyentes no podemos permitir.

Los parches que la Administración intenta poner para calmar los ánimos de los trabajadores (jornada continua de mañana tarde con incremento de c. especifico, promesas de productividad, etc.) no sirven para paliar todo este cúmulo de despropósitos provocado por una política de ?restricción del gasto Público? aparente, dejando en manos de unas cuantas empresas privadas asuntos tan importantes como nuestros datos fiscales.

Comentarios