Se incrementan un 25% los accidentes de tráfico en la provincia de Huesca

Las estadísticas de los cinco primeros meses reflejan un importante aumento de la accidentalidad en las carreteras altoaragonesas entre los meses de enero y mayo de este año. En total, se han contabilizado ya 313 accidentes, con 18 víctimas mortales y 519 heridos de diversa consideración. En el mismo periodo de 2002 las cifra de siniestros en la red viaria de la provincia era de 249. Durante ese tiempo hubo 19 muertos y 363 heridos. Un importante incremento que preocupa a los responsables de tráfico, como ha señalado el Jefe Provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Río.

Los últimos meses de abril y mayo han sido especialmente conflictivos en las carreteras con un número de heridos que supera también las estadísticas de otros años. Las causas de este aumento son difíciles de concretar, aunque la lluvia y el desconocimiento de la zona de los accidentados son algunas de las conclusiones que se pueden extraer de los informes de la Jefatura Provincial de Tráfico.

La llegada del verano, con el consiguiente incremento de la circulación de vehículos por las carreteras, vuelve a servir para lanzar nuevamente los habituales mensajes de prudencia al volante y sobre todo respetar las normas de tráfico, algo que se considera fundamental desde la DGT para que no se siga produciendo un aumento de accidentes como el que se está viviendo en este año 2003.

Recordamos que en 2002 en la red viaria altoaragonesa se produjeron 688 accidentes con víctimas, con 66 muertos y 1.060 heridos de diversa consideración. El total de accidentes de tráfico alcanzó los 1.521, según los atestados de la Guardia Civil. Si se mantienen las estadísticas de los cinco primeros meses, estas cifras se incrementaran de forma importante al final de año.

Comentarios