Más de un millar de personas se ponen en forma en los gimnasios barbastrenses

Aunque abiertos y con socios durante todo el año, los gimnasios incrementan el número de deportistas durante los meses previos al periodo estival. En Barbastro, más de un millar de personas se ponen en forma en los tres gimnasios generalistas y en el polideportivo ?Ángel Orús?. Mujeres y hombres a partes iguales de edades comprendidas entre los 20 y los 60 años se mueven al ritmo de la música diariamente para conseguir un cuerpo más sano.

Gimnasia de mantenimiento, fitness, musculación, aeróbic, step, microgimnasia, spinning, full contact, power dumbell, ballet... son algunas de las modalidades deportivas que pueden practicarse en estos centros deportivos. Las clásicas pesas, aunque todavía presentes, han dejado el protagonismo en manos de las actividades dirigidas en las que un profesor indica, durante una hora y al ritmo de la música, cuáles son los ejercicios que deben realizarse.

A pesar de que en un principio los gimnasios estaban reservados a los hombres, las mujeres han ido ganando terreno y, en la actualidad, el porcentaje de ambos es similar, aunque depende de la actividad a la que hagamos referencia. En cuanto a sus edades, oscilan entre los 5 años de las niñas que practican ballet hasta los 70 de algunos socios. La media, se sitúa entre los 20 y los 40 años.

La llegada del verano hace que el número de interesados en ponerse en forma se multiplique. Algunos consiguen ser constantes durante el invierno y, otros, vuelven primavera tras primavera para intentar, en pocos días, lograr el cuerpo deseado.

Pero para el cuidado del cuerpo, además del deporte, es necesaria una buena alimentación. Los gimnasios ofrecen un servicio de asesoramiento que sirva de guía a los socios que lo soliciten sobre los hábitos alimenticios.

Comentarios