Mediciones topográficas, únicos trabajos realizados en la Sabiñánigo-Fiscal

Hace algo más de 5 meses el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, presidía el acto de colocación de la primera piedra de las obras de construcción de la nueva conexión Sabiñánigo-Yebra de Basa-Fiscal, en la N-260. En los municipios de su área de influencia se lamenta que tan sólo se hayan llevado a cabo trabajos de señalización y mediciones topográficas.

El alcalde de Sabiñánigo, Carlos Iglesias, no confía en que las obras se intensifiquen en el año 2003, ya que ?no sería lo lógico por no haber suficiente consignación presupuestaria?. Iglesias cree que hasta 2004 no comenzarán en serio los trabajos, esperando que en ese ejercicio se dé un acelerón importante a este proyecto esencial para las comarcas pirenaicas.

Esta nueva infraestructura acortará el tiempo de viaje entre las comarcas del Alto Gállego y Sobrarbe en 20 minutos. Además, el usuario recorrerá 29 kilómetros menos, ahorrándose, por otra parte, el paso por el puerto de Cotefablo. En un inicio el plazo de ejecución de los trabajos era de 48 meses, si bien la constructora redujo ese periodo a 40 meses.

El trazado carretero discurre entre las localidades de Sabiñánigo y Fiscal, atravesando los términos municipales de Yebra de Basa, Sobas y San Julián de Basa, destacando por su singularidad el paso por Fanlillo, el collado de Pedralba, Berroy y el cruce del río Ara. El tramo comienza en el cruce con la carretera N-330 en Sabiñánigo y discurre sobre el trazado de la carretera actualmente existente de Yebra de Basa, mejorando alguna de las curvas de radio estricto. A partir de allí, dirección a San Julián y hasta Fanlillo donde termina dicha carretera, el proyecto continúa con criterios similares mejorando además la rasante para ya acometer de nuevo el trazado.

Después de atravesar el collado de Pedralba con un túnel de 2.598 m de longitud y el cerro de Berroy con otro de 163 m de longitud, el trazado ya se dirige hacia Fiscal para después de atravesar el río Ara con un puente de 80 m de luz conectar con la carretera N-260.

El proyecto desarrolla una carretera convencional de 7 metros, con arcenes de 1 metro. El radio mínimo en planta de las curvas proyectadas es de 200 metros y la pendiente máxima del 8% en dos tramos de 1 y 3 kms. disponiéndose carriles adicionales para vehículos lentos y lechos de frenado. Se han proyectado seis intersecciones a nivel para el acceso a los núcleos de la zona. Se han proyectado 3 puentes de 15 m. de luz sobre barrancos, 5 grandes viaductos entre 90 y 200 m. de luz con altura de pilas hasta de 60 m. y todos ellos con plataforma de 3 carriles y finalmente el puente sobre el río Ara de 80 m. de longitud. Además, se proyectan 4 marcos de 5x4 para cruce de caminos y 100 obras de drenaje transversal.

Comentarios