Planteada una reforma de la PAC más flexible

La Presidencia griega ha presentado, en el marco del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, una nueva propuesta de compromiso sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), tras la celebración de una ronda de bilaterales entre la Comisión, la Presidencia y los Estados Miembros.

La propuesta contiene algunos elementos que suponen una cierta flexibilización de las posiciones iniciales de la Comisión en aspectos fundamentales de la reforma. No obstante, la delegación española, encabezada por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, ha planteado que será necesario introducir mejoras sustanciales para que pueda ser aceptada por España.

Respecto al desacoplamiento de las ayudas directas, en la propuesta se comienza a aceptar el principio del desacoplamiento parcial que venía propugnando España.

Para los cultivos herbáceos, la propuesta limita la posibilidad de desacoplamiento parcial a las zonas desfavorecidas con riesgo de abandono.Esta propuesta permitiría evitar el riesgo de abandono de la producción de cereales en las zonas españolas de menor rendimiento.

Singularmente, en las Comunidades Autónomas de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, donde el posible abandono que se produciría con la propuesta del comisario Fischler era más elevado. Se recoge la propuesta española de dar un tratamiento específico en las zonas de más bajos rendimientos.

Sin embargo, España considera que el porcentaje de ayudas acopladas es, por una parte insuficiente y por otra, debería ser aplicado sobre todo el territorio comunitario.

Por otro lado, la propuesta contempla el principio de desacoplamiento parcial en los sectores bovino, ovino y caprino. La delegación española considera que los porcentajes propuestos son demasiado elevados, y que no deberían desacoplarse las primas para cuya percepción el ganadero no tiene que justificar la disponibilidad de tierras. En el sector lácteo la entrada en vigor del desacoplamiento no se aplicará hasta el año 2008.

La modulación propuesta es aceptable para España. El porcentaje de reducción de ayudas es moderado, comienza con un 3% el año 2005, un 4% en 2006 y se sitúa en un 5% del año 2007 en adelante.

La aplicación de criterios de cohesión para repartir los fondos obtenidos de esta modulación entre Estados miembros, según la propuesta de compromiso, supondrá que España va a disponer de fondos adicionales comunitarios que ascenderán a 110 millones de euros en 2005, 154 millones de euros en 2006 y 204 millones de euros anuales a partir de 2007.

La propuesta de compromiso aplaza hasta 2007 la entrada en vigor de la degresividad. La determinación del porcentaje de reducción de las ayudas queda reservado al Consejo de Ministros, que tomará la decisión de su aplicación cuando futuras reformas lo hagan necesario.

Pese a estos avances, España se sigue oponiendo a la degresividad porque no considera necesarias las reducciones de los precios de intervención ni de cereales ni de leche, ni siquiera en la fórmula atenuada propuesta por la presidencia, que limita la reducción a los cereales pienso y reduce a la mitad la bajada adicional de la de leche.

En materia de desarrollo rural, se han incorporado nuevas mejoras que, por un lado permiten superar el límite máximo de la indemnización compensatoria en las zonas de la Red Natura 2000, cuando las circunstancias lo justifiquen, y por otro lado se incrementa en 10 puntos la cofinanciación comunitaria en las medidas agroambientales.

En el sector del arroz la Comisión da satisfacción a la petición española de mantener el régimen de intervención, situándolo a un nivel de 150 euros por tonelada.

El ministro Arias Cañete ha insistido al Comisario Fischler que el compromiso hay que ampliarlo para dar respuesta a las peticiones españolas en los aspectos sectoriales no recogidos en la propuesta de compromiso, como es el caso de los forrajes desecados y frutos secos.

Comentarios