Caritas se propone involucrar a los jóvenes en su programa de denuncia de la exclusión

Cáritas Diocesana Barbastro- Monzón ha presentado su memoria del año 2002, en la que se recogen datos de los programas en los que está trabajando como drogodependencias, discapacitados, inmigrantes, transeúntes, infancia y juventud, mujer, mayores, acogida y familia e inserción laboral. Cáritas atendió durante el año 2002 a 5873 personas, lo que habla de una importante bolsa de pobreza.

Precisamente, Cáritas está incidiendo en denunciar un escenario en el que el lema ? La exclusión nos incluye a todos?, quieren hablar del otro rostro , no menos importante, en el escenario de la pobreza y de la exclusión, el rostro de ? los que excluimos?. En este capítulo Cáritas, que tiene muchos voluntarios, quiere atraer al joven hacia ellos. José Maria Garanto de Cáritas Diocesana.

De los programas que desarrolla Cáritas el más utilizado es el de Acogida y Familia, al que le siguen transeúntes y casas de inmigrantes. Entre sus proyectos más inmediatos está la creación de Observatorio de la pobreza, además destacan el nacimiento de grupos en comarcas como el Sobrarbe o la Ribagorza.

Los voluntarios son la gran riqueza de Cáritas, ya que un porcentaje muy pequeño son técnicos.

El presupuesto de Cáritas es de 663.000 euros, desde la organización eclesiástica se incide en cómo el euro se ha notado en las colectas, siendo menores que antes de la nueva moneda, este descenso se ha podido paliar con donativos. Por ello en el día de la Caridad el Corpus Christi , se hace un llamamiento para solidaridad.

El vicario de la diócesis, Pedro Escartín, parafraseando al Obispo Juanjosé Omella ha destacado que el verdadero rostro de la caridad cristiana se reconoce en el dinamismo de una acción caritativa y social en el que, a la vez que se acoge a la persona marginada, se afrontan las causas personales y comunitarias que han sido origen de la situación.

Comentarios