Los trabajos de la adecuación de la estación de Huesca se desarrollan día y noche

Desde hace unos días la estación de Huesca es un ir y venir de máquinas y operarios. Se está procediendo a la adecuación de esta infraestructura a la llegada de la Alta Velocidad. Ya ha entrado la primera máquina con ancho internacional, se trata de una vehículo que nivela y bachea los dos tramos de vía de ancho internacional de la estación oscense.

Los trabajos de la adecuación del resto de la vía van a buen ritmo y se ha iniciado el tendido del hilo de cobre.

Las obras de adecuación del tramo ferroviario Huesca-Zaragoza fueron adjudicadas por un importe de 22,67 millones de euros a la Unión Temporal de Empresas formada por Control y Montajes Industriales Cymi, Instalaciones Abengoa y Vimac. El plazo de ejecución de la obra era de 18 meses comenzando a correr plazos desde noviembre de 2002 y forma parte del Programa de Alta Velocidad del Plan de Infraestructuras de Fomento 2001-2007, que contempla la extensión de la Alta Velocidad hasta Huesca a partir de la línea Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera Francesa.

Las obras se desarrollarán en los términos municipales de Zaragoza, Villanueva de Gállego, Zuera, Gurrea de Gállego, Almudévar, Tardienta, Sangarrén, Vicién, Monflorite-Lascasas y Huesca.

El proyecto comprende el diseño de la línea aérea de contacto del tramo Zaragoza-Tardienta y la alimentación a 2x25 Kv de toda la catenaria, lo que supondrá la construcción de una subestación de tracción de 3.900 metros cuadrados en el término municipal de Gurrea de Gállego y 7 centros de autotransformación distribuidos a través del recorrido, distanciados entre sí unos 11 kilómetros.

Una vez la línea entre en marcha, el trayecto Huesca-Madrid podrá ser completado en 1 hora y 44 minutos, mientras que el viaje a Zaragoza se realizará en menos de media hora.

Comentarios