Arranca la programación de verano del Ecomuseo de los Pirineos con una jornada musical en Castiello de Jaca

Durante este año se desarrolla la última anualidad del Ecomuseo de los Pirineos, con la gestión de Sargantana al frente. Uno de los principales cambios es que las actividades van a tender a fomentar los vínculos de unión entre la población local. Dos son los objetivos principales del Ecomuseo, continuar ofreciendo un servicio se rutas guiadas que den a conocer el patrimonio cultural, social y natural de nuestro territorio, y además promover y construir, junto con los habitantes de los pueblos del Campo de Jaca y Valle del Aragón lo que será el nuevo proyecto de 2004.

El Ecomuseo de los Pirineos, una de las actividades del Plan de Dinamización Turística del Valle del Aragón, continúa con su actividad este verano, con las rutas que van a formar parte de la temporada alta. La actividad del Ecomuseo se va a repartir en temporada alta, media y baja, para atender a las diferentes demandas según la estación del año en la que nos encontremos, porque como ha indicado Marta Palancar, miembro de Sargantana, ?se pretende que la población local se quede contenta y que los turistas se vayan con buen sabor de boca, por eso las actividades irán dedicadas a los turistas en la temporada alta, a la población local y a los turistas en la temporada media y a la población local en la temporada baja?.

Las rutas en la temporada alta siguen diferenciándose en cuatro temáticas, las dedicadas a los senderos de piedra, las riquezas naturales, las supersticiones y creencias y la vida en los Pirineos. En la temporada media se harán encuentros en diferentes pueblos, pero sobre todo se espera contar con la población local.

La próxima cita es el cinco de julio, con un encuentro en Castiello de Jaca en el que intervendrá el grupo Cornamusa, como indicaba Marta Palancar.

Comentarios