El día de...

María Iglesias

El Día sin humo, el Día del donante... y eso que ya hemos pasado el Día Internacional de la poesía, Día internacional contra el racismo, el Día de la Comarca, el Día del Libro, el Día de San Jorge, Día Forestal Mundial... y además día de guerra... Si no bastaba con los santos, cumpleaños, fiestas regionales, locales, autonómicas... yo ya no se en qué día vivo, porque un día tengo que dejar de fumar, otro no coger el coche, otro ser especialmente cuidadosa con la salud, otro salir y desmelenarme para demostrar que Santa Águeda aún está presente...

Luego claro, que estamos muy cansados, y no es por el trabajo, esa rutina que muchas veces se convierte en un acto mecánico como si de autómatas se tratase, es por el estrés que nos provoca el estar a la última. Aunque a nadie le amarga un dulce, a veces puede provocar hasta empacho, y digo yo... ¿hoy tengo que donar todo lo que tengo? o ¿era el día que tenía que dejar de fumar?, si es que ya ni me aclaro, así que cojo el calendario, lo miro y comienzo a apuntar. Y a medida que veo los círculos rojos con las celebraciones pienso... quiero ser yo un día, simplemente levantarme sin una preocupación, hoy puedo hacer lo que quiera, pero claro, no quedan días para celebrarlo... están ya todos cogidos. Y no sólo eso sino que como hay tanto que celebrar y tan poco tiempo se juntan varias celebraciones en una, y si esto sigue así, acabaremos celebrando hasta ?el día del día de....?

Y es que con las preocupaciones de los impuestos, el trabajo, la casa... se nos olvidan tantas cosas.. que tenemos que hacer por recordarlos, aunque el resto del año no les hagamos ni caso.

Comentarios