Malestar en la comunidad educativa ante la postura de Educación en el proceso de matrículas

Colegios como el Sancho Ramírez o Juan XXIII, y asociaciones como FAPAR están mostrando su malestar ante la ausencia de noticias desde el Departamento de Educación en todo el proceso de matriculación de alumnos de cara al año que viene. La Dirección Provincial ha previsto la habilitación de una vía de segundo ciclo de Infantil en el Colegio Público Juan XXIII, y la construcción de un edificio modular en el Centro Público Pedro J. Rubio.

El Colegio Juan XXIII se muestra sorprendido. A fecha de hoy, nadie del departamento se ha dirigido al centro para notificarle la ubicación de una vía de 2º ciclo de Infantil. Aún es más, su directora ha mantenido en las últimas horas un encuentro tanto con la Consejera de Educación como con el director provincial y en ningún momento le informaban sobre este asunto.

Y la polémica está afectando también al Colegio Sancho Ramírez. Las familias piden que todos los alumnos permanezcan en este centro hasta que se construya el nuevo aulario. 6 niños de 3 años se han quedado fuera, y otros 20 deberán ir a un aula habilitada en el Pedro J. Rubio. Este edificio modular albergará tanto a alumnos del Sancho Ramírez como los del Pedro J. Rubio. Contará con 4 aulas y un espacio polivalente que la dirección del centro distribuirá en función de las necesidades del colegio.

Además las familias del Sancho Ramírez desconocen qué tipo de criterios está manejando Educación a la hora de seleccionar qué 20 alumnos acudirán al Pedro J.Rubio. No saben cómo será el traslado de sus hijos al centro, dónde comerán o dónde realizarán las actividades extraescolares. Este viernes, a las 7 de la tarde, los padres conocerán cuáles son los niños seleccionados para cambiar de colegio.

Educación insiste en que se trata de medidas provisionales antes de que se lleve a cabo la construcción del nuevo centro público de Infantil y Primaria en la Avenida de los Danzantes que contará con tres vías.

Para el próximo curso también se ha propuesto la apertura de dos aulas en centros concertados, una en el Colegio San Viator y otra en Salesianos; ambos centros cuentan con dos vías en primaria y una en infantil. En este sentido, FAPAR no está de acuerdo con que se habiliten aulas en estos dos colegios, ya que piden más unidades en la escuela pública. Con esta medida, señalan, ?se garantizaría la escolarización de alumnos desfavorecidos y así existiría mayor igualdad en la comunidad educativa?.

La ciudad de Huesca posee 26 unidades de primero de Infantil en centros sostenidos con fondos públicos (18 unidades en centros públicos y 8 unidades en centros concertados) y una unidad en la red privada.

Comentarios