La estabilidad y la oposición al trasvase marcarán los pactos de la Comunidad

Iglesias ha reaparecido en el escenario de la negociación política y lo ha hecho abriendo las puertas a las fuerzas políticas que no apoyan el trasvase, es decir, todas menos el PP.

Iglesias está dispuesto a cerrar acuerdos con CHA y PAR en el mayor número de instituciones posibles con el fin de garantizar la estabilidad política de la comunidad en los próximos cuatro años. Palabra clave esta, estabilidad, en las conversaciones que mantendrán en las negociaciones de PSOE, PAR y CHA.

Iglesias se ha encargado de hacer guiños a diestra y siniestra. A diestra a José Angel Biel, de quien ha dicho que está muy satisfecho de su cooperación al frente del gobierno PSOE-PAR en el último mandato.

Pero el Presidente ?in pectore? no se ha querido olvidar de la otra opción que se le abre para gobernar: Chunta Aragonesista, y ha dicho que en las instituciones aragonesas tendrán cabida todos los partidos que se oponen al trasvase, incluyendo, claro, Chunta.

No obstante en los últimos días los nacionalistas no se lo están poniendo fácil al PSOE, llegando a decir que un pacto con el PAR no lo entenderían las bases socialistas. Iglesias ha respondido que las bases están tranquilas y que su partido tiene las manos libres para negociar.

El PAR ha designado ya a su negociador, el Presidente Nacional, José Ange Biel, quién, además, no pierde el optimismo. Aunque anunció que dimitiría si su partido bajaba en las elecciones, ahora dice que de eso nada, que el PAR sigue siendo la fuerza política que da estabilidad a Aragón.

Incluso los aragonesistas están dispuestos a entrar en el gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza, institución fundamental en un posible pacto global en Aragón. Eso sí, José Angel Biel ha dejado claro que solo estudian un pacto con el PSOE en la Comunidad Autónoma, dejando para después la posibilidad de llegar a acuerdos puntuales con otras fuerzas políticas.

Comentarios