La confederación Hidrográfica del Ebro, premio “Atila 2003” en Aragón

Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este jueves, Ecologistas en Acción, confederación de 300 grupos ecologistas, hace pública la concesión del Premio Atila para distinguir a quienes a lo largo de un año hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Por este motivo, Ecologistas en Acción convoca los Premios Atila, con el objetivo de "distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente". Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992, tienen dos categorías denominadas "Atila" y "Caballo de Atila".

Miles de personas se han dirigido a esta asociación proponiendo, por desgracia, numerosos candidatos.

Tras la deliberación el Jurado acordó:

1.-Conceder el Premio Atila a la peor conducta ambiental a GEORGE W. BUSH, Presidente de los EE UU, por la guerra, pero también por el desprecio hacia los acuerdos internacionales de protección del medio ambiente y los derechos humanos.

2.-Conceder el Premio Caballo de Atila "ex aequo" a JOSÉ MARÍA AZNAR LÓPEZ, Presidente del Gobierno, y al PARTIDO POPULAR por innumerables motivos que van desde el apoyo a la guerra, hasta la catástrofe del Prestige, pasando por el 'insostenible' Plan Hidrológico Nacional.

3.-Conceder una mención especial "Mayor chapuza de actuación" a FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS FERNÁNDEZ, Ministro de Fomento, por su gestión del Prestige.

4.-En Aragón, el premio Atila ha sido concedido a la Confederación Hidrográfica del Ebro por su nefasta gestión de los ríos aragoneses y por la política que mantiene de ocultación de información.

5.-El Premio Caballo de Atila en Aragón a todas aquellas empresas que intentan inundar de macrogranjas porcinas la comarca de Moncayo sin importarles el desarrollo sostenible de una comarca prevaleciendo los intereses económicos de estas empresas frente a la población.

El Jurado tuvo muy en cuenta a nivel estatal que la guerra, y la preparación para la guerra, ha sido uno de los mayores factores de destrucción ambiental a lo largo de la historia; y que las fuerzas armadas son el mayor agente contaminador de nuestro planeta. Así mismo, el Jurado expresó su esperanza en que la concesión de este premio llame a la reflexión a la opinión pública sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta. En Aragón se ha tenido en cuenta el gran número de nominaciones recibidas y el que la Confederación Hidrográfica del Ebro nunca se ha preocupado de poner solución a un número muy destacable de problemas de los ríos aragoneses (vertidos, extracción de áridos, ocupaciones del dominio público hidráulico...). Por el contrario, ha sido la impulsora de embalses con gran impacto ambiental y social (Yesa, Santaliestra, Biscarrues, Mularroya...) sin tener en cuenta la Nueva Cultura del Agua.

Comentarios