La Producción Industrial aumentó un 2,8% en abril en tasa interanual

El Índice de Producción Industrial (IPI), corregido el efecto del calendario laboral, registró un aumento interanual en abril del 2,8%, tasa que supera a la de marzo (1,6%) y a la media del primer trimestre (1,5%). Sin descontar los efectos de calendario, la evolución de abril fue del -4,2% sobre el mismo mes del año anterior, lo que se explica por el calendario de la Semana Santa, al haberse celebrado en marzo en 2002 y en abril en 2003.

Por grupos de destino económico de los bienes y con series corregidas de calendario, se observan en abril crecimientos generalizados del IPI respecto a un año antes, correspondiendo el resultado más favorable a la energía (3,6%), seguida por los bienes de equipo (2,9%), consumo (2,7%) e intermedios (2,3%). Dentro del grupo de consumo, la tasa relativa a los bienes duraderos (2,8%) es tres décimas superior a la de los bienes no duraderos (2,5%), lo que contrasta con la negativa evolución del primer subgrupo en los meses anteriores.

Los resultados de abril reflejan, en comparación con el mes previo, una aceleración en todos los grupos excepto en el de bienes intermedios, en el que el crecimiento se modera. En el lado positivo destaca, en particular, la recuperación de la producción de bienes de consumo duradero y energía desde las tasas negativas que se habían registrado en marzo.

En el conjunto del primer cuatrimestre, el IPI filtrado ha experimentado un avance del 1,8% en relación con el mismo periodo del año anterior. El grupo de bienes intermedios es el que presenta un comportamiento más expansivo en el periodo, con un crecimiento del 3,2%, mientras que los grupos de consumo, equipo y energía han registrado tasas iguales al 1%. En cuanto al desglose del grupo de consumo, el balance del cuatrimestre ha sido negativo para los bienes duraderos, con una variación del ?0,5%, frente al 1,3% los no duraderos.

Por ramas de actividad, los mayores crecimientos de la producción en el primer cuatrimestre (series originales) han correspondido a: industria química (7%), fabricación de vehículos de motor (5,3%), coquerías y refino de petróleo (4,9%), extracción de minerales no energéticos (4,7%) e industria del papel (4,1%). En sentido contrario, las ramas que presentan las mayores caídas son las de: equipo informático (-33,9%), material electrónico, radio y televisión ( 11,1%), extracción de productos energéticos (-10,6%), industria textil (-5,2%) e industria del cuero y zapatería (-4,5%).

En síntesis, el IPI ha mostrado en abril un resultado muy positivo, al crecer la producción por octavo mes consecutivo y producirse una aceleración respecto a los meses previos. Esta recuperación de la producción industrial coincide con la mejora mostrada por otros indicadores de actividad, entre ellos los de empleo, según la EPA y las cifras de afiliación a la Seguridad Social. De los resultados del IPI es particularmente destacable el mejor comportamiento del componente de bienes de equipo, lo que apunta a una evolución más expansiva de la inversión, así como la flexión al alza de la producción de bienes de consumo duradero, tras seis meses de caídas

Comentarios