La Escuela Municipal de Jota de Monzón celebra el festival fin de curso

Este sábado, la Nave de la Azucarera de Monzón, será, a partir de las seis y media de la tarde el escenario, por el que desfilen los alumnos de las escuelas municipales de canto, baile e instrumento, en la actuación que pondrá punto final al curso 2002-2003. El programa del festival, que durará, aproximadamente, tres horas, incluye doce bailes con danzas pirenaicas y jotas del Bajo Aragón, en el apartado de canto jotas de estilo en categoría individual, dúos y jotas de picadillo y, en cuanto a la sección instrumental, además del acompañamiento, se ofrecerá un variado repertorio, no sólo de música tradicional sino que también se escuchará música de los Beatles, el romance anónimo y habaneras.

El festival fin de curso, es la guinda a una temporada que, los responsables de las diferentes secciones, califican de "muy positiva" por la llegada de nuevos alumnos y la consolidación de los cursos superiores, que permiten alcanzar el objetivo de la Escuela de Jota, que para Elita Davias, profesora de canto "no es otro que mimar la cantera para nutrir, en un futuro, el grupo principal y darle una continuidad que garantice la disciplina del folklore"

Los responsables de la Escuela Municipal de Folklore, consideran que la edad de 6-7 años, es la ideal para un primer contacto con la jota, no siendo necesario poseer una especial aptitud, sino cualidades como sentido del ritmo que es fundamental para el baile, una buena voz y oído para el canto y predisposición y ganas de trabajar, indispensables, según Miguel Ángel Gervás, responsable de la sección instrumental, "para aprender a tocar un instrumento"

Salvador Fierro, profesor de baile, espera que la gente acuda a la Nave de la Azucarera a disfrutar de las actuaciones y "que el festival sirva para que los chavales se animen a conocer el folklore de nuestra tierra, sobre todo, los chicos"

Comentarios