El Hospital San Jorge de Huesca necesita dar el salto a las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías, la informatización, internet y las comunicaciones son el nuevo reto del director gerente del Hospital San Jorge de Huesca, José Ignacio Castaño, cuando cumple un año en su cargo. Una vez lograda la reducción de las listas de espera para consultas o intervenciones quirúrgicas los retos miran ahora, entre otras cosas, hacia la comunicación del Hospital por línea óptica con otros centros de Salud de la ciudad e incluso de la comunidad.

Una actualización que permitirá la instalación de una nueva centralita para que los pacientes dispongan de teléfono en todas las habitaciones así como la página web que permita ver el estado de las listas de espera.

La satisfacción a la hora de hacer balance de este año de Castaño al frente del hospital es patente en el director gerente sobre todo en lo referente a los tiempos de espera en las listas de espera. Un esfuerzo que ha dado resultados pero con los que todavía no ?se puede cantar victoria?.

A día de hoy, el 90% de los pacientes que solicitan consulta en el Hospital San Jorge reciben cita en 30 días. La demora media para la primera consulta es de 18 días. Por otro lado la espera para una intervención quirúrgica está por debajo de los 6 meses y la demora media es de 58 días.

Además durante este año se ha puesto en marcha la ampliación de los horarios para las visitas de enfermos por parte de familiares y conocidos hasta hacerlo libre por las tardes de 3 a 8. Los resultados han sido muy positivos en esta nueva experiencia en Huesca que se iguala así a la línea que siguen otros centros de salud del país de convertirse en un hospital abierto.

Otra de las apuestas se centra en conseguir que la estancia en el hospital sea lo más corta posible haciendo el ingreso el mismo día de la intervención o incluso conseguir que los tratamientos que requerían de ingresos se traten ahora de forma ambulatoria.

El hospital San Jorge de Huesca, la empresa con mayor personal de la provincia de Huesca, goza de una buena situación según Castaño debido a la estabilidad de los trabajadores en la empresa y a la proximidad de la ciudad de Zaragoza, de donde procede parte de la plantilla.

Son 11.000 las personas que ingresan al año en este hospital y que permanecen en el mismo una media de 7 días. A estos ingresos hay que sumar las 30.000 urgencias que se atienden, los 170.000 pacientes en consultas y las 11.000 intervenciones quirúrgicas que se realizan cada año, 5.000 de ellas programadas.

Comentarios