Francisco Paván: "A mi sucesor le aconsejo paciencia"

Entre nostalgia y alivio, Francisco Paván, abandona este sábado de forma oficial la alcaldía de Pozán de Vero, entregando el relevo al también socialista José Mª Mur Veintiocho años son muchos para ostentar un mismo cargo y Paván no oculta las ganas de abandonar la política activa porque ?ya me toca descansar?. Ahora, la agricultura, ?a lo que me he dedicado siempre? ocupará sus días.

?Ha habido cosas buenas y malas? afirma. Veintiocho años dan para mucho y, de su mandato destacan la traída del agua, las calles, el alumbrado público, el centro social, o la casa del ayuntamiento. En el tintero se han quedado otras pero, como el veterano alcalde asegura, ya están aprobadas: la reforma de la iglesia y una nueva depuradora de agua.

A su sucesor, el también socialista José Mª Mur, Paván le desea suerte y le aconseja que se arme de paciencia porque ?todo va a parar al alcalde, mucho más lo malo que lo bueno?.

A pesar de los malos ratos, presume de haber conseguido hacerse con el poder en tantas ocasiones, lo que demuestra el buen papel jugado y el aprecio de sus vecinos.

Ahora, la agricultura, ?a lo que me he dedicado siempre?, ocupará su tiempo libre. ?ahora ya no me manda nadie?, añade.

La primera vez, en 1975, no fue elegido de forma democrática sino ?a dedo? por el Consejo Local del Movimiento, el Ayuntamiento y el juez, con los informes favorables del cura. Un cargo que no fue acogido con agrado por Paván en aquellos ?tiempos difíciles?, pero del que no pudo librarse.

A las primeras elecciones democráticas, en 1977, ya se presentó por voluntad propia y obtuvo la mayoría absoluta. Desde entonces, este socialista ha sido el alcalde de esta pequeña localidad de la comarca del Somontano. Obteniendo comicios tras comicios las mayorías suficientes para gobernar, en una ocasión incluso llegó a ser la única lista presentada.

Comentarios