En la SD Huesca siguen sin encontrar explicación a la actuación del árbitro en Lemona

La expedición azul grana regresaba muy molesta con la actuación del colegiado cántabro Valdés Alba que dejó al equipo con 8 jugadores en la recta final del partido y que con continuas faltas al borde del área estuvo a punto de impedir que el Huesca se trajera un empate que sirve de poco, pero que alimenta todavía las aspiraciones de ascenso. Lo peor es que el Huesca pierde a tres hombres importantes como son Miki, Cornago y Falcón para el importante partido del domingo contra el Mirandés.

Uno de ello, Javier Cornago, señalaba a Radio Huesca Digital que "llevo muchos años jugando al fútbol y esto no lo había visto en mi vida. Ya no sólo fue en ese minuto, desde el primer minuto de partido el árbitro tuvo una actitud muy chulesca contra nosotros a base de faltas y cómo se dirigía y lo hemos comentado que no había que decirle nada."

El presidente Jesús Viñuales también estaba muy enfadado con el árbitro. "Nunca acostumbro a hablar del arbitraje, pero este señor ha venido a por nosotros y nos ha cazado, pero bien cazados". A pesar de que la situación es complicada, Viñuales sigue siendo tan optimista como siempre. "Estamos vivos y tenemos que intentar solventarlo. Depende de varias cosas, pero posiblemente el Lemona pierda algún partido porque no es mejor que el Huesca".

El equipo tiene que pensar en ganar los tres partidos que quedan y confiar en que el Lemona pinche. La próxima jornada será clave. Los azulgranas, en su regreso al Alcoraz, recibirán al Mirandés y el Lemona tiene que visitar el campo del Tropezón. En estos momentos, los vascos llevan siete puntos. El Huesca suma cuatro y los otros dos equipos tres. Situación complicada, pero, curiosamente todos siguen teniendo posibilidades de ascenso.

Comentarios