Los nuevos trazados del Camino de Santiago desvirtúan su sentido histórico

Desde que con el proyecto del recrecimiento de Yesa se planteó el problema de la inundación del Camino de Santiago, la polémica ha estado servida. Y es que en los 22-24 kilómetros de camino que se pierden, hay un valor patrimonial que no tiene precio. En este caso, se enfrentan, según las autoridades, los intereses generales, el recrecimiento, con los particulares, el Camino de Santiago. Pero parece que no se está muy de acuerdo en eso de que el Camino de los peregrinos no sea de interés general, cuando está reconocido como un Patrimonio de la Humanidad.

Con la inundación del Camino y el nuevo trazado, que propone el Gobierno de Aragón, se perderían entre otras cosas numerosas ermitas del siglo XII esenciales para la historia de Aragón, yacimientos romanos, un patrimonio amenazado, que nos ha explicado Luis Miguel Ortego, licenciado en Historia del Arte y experto del Camino de Santiago.

El Camino de Santiago, a su paso por Aragón, cuenta con una gran afluencia. Si bien, los orígenes de esta ruta están en la religión católica y en el peregrinaje, aún hoy hay un componente espiritual, de los peregrinos que deciden realizar el camino para conocer gente, lugares, y tener unas vivencias que nutran su espíritu. Sin embargo, no se puede olvidar, que cada vez se mueve más gente por intereses culturales, turísticos, patrimoniales o incluso deportivos.

El Gobierno de Aragón, no ha afrontado desde un punto de vista realista, según Ortego, el problema con las variantes del trazado, ?que desvirtúan el sentido histórico del Camino?.

Sin duda el Camino de Santiago seguirá dando que hablar, y es que, tanto para la gente de aquí, como para los visitantes, es un bien de interés cultural que hay que cuidar y mantener.

Comentarios