Cartas al director: Comité de Cooperación Empresarial Hispano Iraquí

Pilar Valdivia

CCI HUESCA

El pasado día 8 de mayo se celebró en Madrid la primera reunión del Comité de Cooperación Empresarial Hispano Iraquí, tras su constitución en Bagdad en la primavera de 2002. Las expectativas económicas que genera la reconstrucción del país han hecho que este comité esté constituido por algo más de doscientas empresas españolas, lo cuál es prácticamente un hito en este tipo de comités que raramente cuentan con un tan nutrido grupo de empresas de nombres y apellidos bastante conocidos.

El interés que despierta está justificado puesto que se trata nada más y nada menos que de la reconstrucción de todo un país que ha sufrido a lo largo de su historia reciente numerosas contiendas bélicas y un férreo embargo económico que sólo se vio aliviado en los últimos años por el programa ?Petróleo por Alimentos? que puso en marcha la ONU en 1996 con la finalidad de - intentar al menos- contrarrestar el embargo a actividades económicas, financieras, y a las comunicaciones aéreas impuesto por el Consejo de Seguridad tras la primera guerra del Golfo (esperemos que no haya trilogía). Este programa permitió a Irak vender petróleo a cambio de alimentos, medicinas y artículos de primerísima necesidad, siempre bajo el concepto de ?ayuda humanitaria?. Vemos pues que se trata prácticamente de la entrega de todo un país ?llave en mano?.

La reconstrucción de Irak, de acuerdo con la información disponible en este momento, se articulará en tres fases que se solaparán en el tiempo. Las estimaciones económicas de las inversiones necesarias para la nueva puesta en marcha del país, son todavía una lotería, aunque se estima que en los primeros 24 meses serán necesarios unos 18.000 millones de dólares, y cerca de los 75.000 millones en próximo decenio.

En un primer momento esta reconstrucción va a financiarse con cargo a los fondos que ha dispuesto el gobierno estadounidense a través de USAID (Oficina Estadounidense para el Desarrollo Internacional), unos 1.800 millones de dólares, que cubrirán un periodo de 12 a 18 meses dependiendo de los casos. Estos contratos han sido otorgados a empresas estadounidenses... ya se sabe, quién paga manda... y conforme a la legislación federal debían ejecutarse por empresas norteamericanas. No obstante en el mes de enero hubo una modificación de la ley federal que permite que empresas de ?otras? nacionalidades puedan resultar beneficiarias de los subcontratos que puedan generarse, se entiende que dentro de estas?otras? tienen preferencia los países de la ?coalición?, entre ellos claro está, España. Se estima que en torno al 60% de los fondos podrían ser ejecutados por empresas no estadounidenses

La Comunidad Internacional ya ha creado un Fondo de Donantes para la reconstrucción de Irak, del cuál no se dispone en este momento información sobre el número de países ni sobre los fondos que aportarán para financiar la segunda fase de la reconstrucción.

Finalizada la segunda fase, las relaciones empresariales de Irak deberán ser las propias de cualquier estado y por tanto deberá proceder a la búsqueda de oportunidades de negocio que le permitan financiar su puesta a punto.

En el caso español, se ha creado un ?Comisionado de Gobierno para la Participación de España en la Reconstrucción de Irak?, cuyo objetivo primordial es transmitir al sector empresarial español toda la información necesaria para que pueda concurrir en condiciones de igualdad a los contratos que se articulen para la reconstrucción de Irak, con independencia del agente gestor de los mismos, y garantizar que los principios de libre acceso al mercado, transparencia, objetividad y competitividad rijan en el proceso de selección de empresas, sin que exista ningún tipo de discriminación hacia las empresas españolas. Este Comisionado se encargará de hacer un muy cercano seguimiento de las propuestas emitidos por empresas españolas y de prestarles el apoyo institucional que sea necesario.

Hasta la fecha se han adjudicado nueve contratos, todos ellos a empresas estadounidenses, pero está previsto que se adjudiquen a medio plazo otros tres más. Las empresas españolas interesadas en participar en los proyectos gestionados por USAID, pueden presentar ya sus ofertas directamente a las ocho compañías americanas seleccionadas por la Agencia americana para realizar los primeros trabajos de reconstrucción en Irak. Las direcciones de contacto de estas empresas están disponibles en las páginas web del Comisionado de las Cámaras de Comercio www.camaras.org y en: www.mde.es/mde/infoad/comisionado. La USAID para asegurar la total transparencia de los procesos publica los nombres de los contratistas principales en: www.usaid.gov/iraq/activities.html. A través de esta página es posible acceder a los formularios específicos de cada una de las empresas contratistas principales para optar a sus ofertas de subcontratación.Los contratos adjudicados son:

Apoyo al personal, para proveer de expertos técnicos para la reconstrucción del país.

Administración del Puerto de Umm Qsar, con la finalidad de facilitar la entrega de la ayuda humanitaria, y los materiales necesarios para la reconstrucción..

Educación primaria y secundaria: incrementar el alumnado, mejorar la calidad de la enseñanza, proveer del material docente necesario.

Gobierno Local: mejorar los procedimientos y calidad de las administraciones locales (servicios municipales de agua, salud, sanidad pública...)

Reconstrucción de infraestructuras: reparaciones de emergencia y rehabilitación de instalaciones de generación de energía, modernizaciones de puertos, construcción de hospitales, escuelas, edificios gubernamentales...)

Apoyo logístico en la zona.

Administración aeroportuaria.

Salud pública.

Programa de acción comunitaria, promoción de la comunidad ciudadana en las diversas comunidades políticas de Irak.

Para optar a la selección, las empresas españolas deben cumplimentar los formularios específicos disponibles en Internet. Asimismo, remitirán a las empresas americanas un resumen ejecutivo en inglés de las capacidades técnicas y operativas de la compañía. A efectos informativos, las Cámaras recomiendan que la empresa interesada envíe una copia del informe al Comisionado del Gobierno Español para la Reconstrucción de Irak. La decisión de subcontratar entre las empresas será puramente comercial y va a depender, como sucede en toda negociación, de la calidad de la oferta presentada y de la estrategia de acercamiento al potencial cliente.

Las Cámaras de Comercio han asumido el compromiso con el Comisionado para la Participación Española en la Reconstrucción de Irak, de ofrecer a las empresas españolas, a través del Comité de Cooperación Empresarial Hispano-Iraquí, información puntual sobre la evolución del país árabe. Cualquier nueva información, es automáticamente trasladada a la dirección de Internet

Comentarios