Seis de cada 10 hogares no ahorran nada

Seis de cada diez hogares, es decir, 8,35 millones de familias españolas, no ahorran nada o prácticamente nada al mes, pese a estar convencidos de que deben ser ellos mismos los que se encarguen de velar por su futuro, porque la pensión de la Seguridad Social no les permitirá mantener su nivel de vida tras la jubilación.

Así se desprende de un estudio publicado por la patronal de Seguros, Unespa, en el que no se considera como ahorro financiero la compra de vivienda, a la que los españoles dedican buena parte de sus ingresos.

Los responsables de Unespa consideran que esta encuesta muestra con claridad las consecuencias de la política que en los últimos años se ha seguido en España de apoyo, sobre todo fiscal, al ahorro inmobiliario, y la necesidad de impulsar el ahorro financiero, especialmente en algunas capas de población.

Sólo 34,4 por ciento de los hogares tienen posibilidad de ahorrar y, sólo el 13,4 por ciento del total (1,9 millones de familias) guardan más de la cuarta parte de lo que dedican al consumo. Estas cifras demuestran que por cada hogar que ahorra, hay 1,7 familias que no lo hacen.

El vicepresidente de la Agrupación de Vida y Pensiones de Unespa Fernando Estévez destacó que según las cuentas financieras del Banco de España, los españoles ahorran mucho menos que los europeos y lo hacen en productos muy líquidos, en lugar de en los de previsión a largo plazo.

En concreto, el 18 por ciento del ahorro de los españoles tiene como objetivo tener una renta tras la jubilación, mientras que en Holanda esta cifra asciende al 52 por ciento y la media europea se sitúa en torno al 30 por ciento.

Estévez explicó que se ahorra poco para la jubilación porque "hemos empezado a ser ricos más tarde" y porque en España la adquisición de la vivienda duplica o triplica a la importancia que tiene en el resto de Europa.

Las personas que reconocen que pueden ahorrar algo son mayoritariamente de entre 24 y 30 años, con estudios universitarios y de clase alta. La imposibilidad de ahorrar se da principalmente en los colectivos de estudios primarios o que no han estudiado, las clases sociales más humildes, los mayores de 51 años y las personas de menos ingresos.

Los separados o divorciados y las familias numerosas son los grupos menos favorecidos en este ámbito, ya que el 75 por ciento de los primeros y el 70 por ciento de las segundas no pueden habitualmente guardar cuantía alguna.

Por el contrario, el retrato robot del español con mayor capacidad de ahorro es hombre, de entre 24 y 30 años, soltero, sin hijos, con estudios universitarios, de clase alta, con ingresos mensuales en su hogar de más de 3.500 euros y que vive en una ciudad mediana (de entre 101.000 y 500.000 habitantes).

Comentarios