FAPAR exige más unidades en la Escuela Pública para frenar la descompensación en la solicitud de plazas

La mayoría de los padres están padeciendo un año más los problemas para matricular a sus hijos en los centros deseados. Se trata de alumnos de 3 años que se incorporan por primera vez. Ahora mismo, los Consejos Escolares están estudiando las solicitudes presentadas y están valorando diferentes aspectos a la hora de admitir estos alumnos en unos colegios u otros.

En la ciudad de Huesca, los colegios Sancho Ramírez, El Parque, Juan XXIII, San Vicente son los que mayor problema están teniendo a la hora de ajustar las plazas disponibles con las solicitudes presentadas. Desde Educación se están buscando soluciones como la instalación de aulas prefabricadas en el Pedro J.Rubio o un reparto más equitativo de los alumnos procedentes de otros núcleos próximos a Huesca.

Pero asociaciones como FAPAR han criticado la falta de previsión de la DGA, cuando ya se conocía que existiría un repunte de la natalidad en el Alto Aragón. Señala FAPAR que la construcción del nuevo colegio habría cubierto la necesidad real de solicitudes. Sin embargo, el retraso que acumula, supone que no se solucione nada todavía. Además creen que las propuestas que se están haciendo son ?profundamente desacertadas?.

Desde FAPAR se cree que hay que habilitar nuevas unidades en la escuela pública. De esta forma se garantizaría la escolarización de alumnos desfavorecidos y así existiría mayor igualdad en la comunidad educativa.

Por último, la Federación de Asociaciones de Padres pide una formación más allá del tiempo lectivo. Quieren una ?escuela que cumpla una función que permita a las padres compaginar sus tareas familiares con las laborales?. Esto supondría ampliar los horarios en el centro para desarrollar actividades complementarias y extraescolares.

Comentarios