El sector de Derivados del Cemento firma su convenio colectivo con una vigencia de cinco años

Tras un largo, tenso y complicado proceso de negociación, el sector de Derivados del Cemento de la provincia de Huesca ha firmado este viernes, su convenio colectivo que afecta a cerca de 700 trabajadores en el Alto Aragón. La vigencia del convenio es desde el 1 de enero de 2001 a 31 de diciembre de 2005.

El documento ha sido suscrito por la Asociación Provincial de Derivados del Cemento, en la parte empresarial y por la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT) y la Federación Provincial de la Construcción y la Madera de CC.OO (FECOMA-CC.OO), por la parte sindical.

El convenio colectivo provincial del sector presenta en el apartado de los incrementos económicos un incremento salarial del IPC más el 1 por ciento para los años 2001 y 2002, el IPC más el 0,85 por ciento para 2003 y el IPC previsto más el 0,85 por ciento para los años 2004 y 2005.

En lo que a la jornada laboral se refiere, el convenio contempla una jornada laboral de 1.756 horas para 2001 y de 1.744 horas para el resto de los años hasta 2005.

Asimismo, el texto introduce también un complemento por incapacidad temporal, con lo que se le asegura al trabajador el cien por cien de la base de cotización durante todo el tiempo que esté de baja, siempre que ésta sea derivada de accidente laboral o enfermedad profesional.

Para esta Asociación Provincial, el convenio suscrito consigue trasponer, al ámbito de la provincia, los contenidos del vigente convenio general del sector de derivados. Además, mejora notablemente aspectos como las prestaciones complementarias de la Seguridad Social y racionaliza la regulación de la jornada. En ese sentido, se puede decir que el convenio de Derivados del Cemento sigue siendo uno de los más ventajosos de los sectores productivos de la provincia.

En definitiva para esta Asociación, el convenio firmado es equilibrado, salvaguarda los derechos de los trabajadores e introduce estabilidad en el sector durante 5 años.

Comentarios