46 lugares de interés comunitario padecerán el PHN

Así lo indica un informe legal independiente encargado por la organización ecologista WWF/Adena a un gabinete de abogados. Los ecologistas han advertido a la Comisión Europea de que si accede a financiar las obras del Plan Hidrológico Nacional, en el que se incluye el trasvase del Ebro, estaría incumpliendo su propia legislación medioambiental.

El informe legal independiente encargado por WWF/Adena, hecho público, muestra que la decisión de utilizar fondos estructurales de la UE para el trasvase del Ebro y los embalses previstos en el PHN podría contravenir la legislación ambiental europea, así como el reglamento europeo que regula los fonos regionales, el CE Nº 1260/1999, añade el comunicado.

Para ilustrar la oposición del PHN a las leyes ambientales, la Asociación ha lanzado también su informe ?Represando la naturaleza: impactos del PHN sobre espacios naturales?, que resume las afecciones de las obras contempladas en el plan sobre Lugares de Interés Comunitario. Al menos 46 zonas de la Red Natura 2000 se verían afectadas negativamente se verían afectadas negativamente por otros tantos embalses -señala este informe-, nueve de ellos en áreas de importancia para el lince ibérico, el felino más amenazado del planeta.

WWF/Adena señala asímismo que el Gobierno español pretende conseguir unos 8.000 millones de euros de la Comisión Europea, lo que supone una tercera parte del coste de todo el Plan Hidrológico. El estudio advierte que la concesión de fondos europeos debe hacerse conforme a las disposiciones el Tratado y todas las leyes relevantes de la UE.

En caso de grandes proyectos, como el trasvase del Ebro, el estudio legal establece la necesidad, por parte de los promotores, de realizar una serie de estudios para demostrar que las leyes ambientales son respetadas y que los beneficios del trasvase superan los costes.

?Nadie duda de los problemas de sequía que están sufriendo ciertas zonas de España, sobre todo debidos al cambio climático y a una presión agrícola y turística insostenible?, ha declarado Tony Long, director de la Oficina Europea de WWF/Adena, ?pero la solución no es tirar el dinero de los contribuyentes europeos en grandes proyectos como el trasvase del Ebro, con todas sus graves consecuencias ambientales, sino una inversión en planes de buena gestión del agua que proporcionarían más agua que el trasvase a las regiones necesitadas y a un menor coste?.

Por último, el comunicado afirma que el informe legal encargado por la organización ecologista ?refuerza las tesis contra el PHN y demuestra de forma concluyente que no debe ser financiado por los contribuyentes europeos?.

Comentarios