Cartas al director: Biscarrués, el pueblo somos todos

Lola J. B:

Los de Biscarrués y Erés estamos revueltos, eso esta claro, basta ver las noticias oficiales o lo que expresan sus vecinos en estas cartas.

Hace 20 años un proyectado pantano cambio el ritmo de nuestra historia. Últimamente la administración (el partido popular y la CHE) ha intentado dividir al pueblo.

Sin embargo no lo van a conseguir, han olvidado que somos un gran familia, con su cariño y sus roces, pero sobre todo con una vida cotidiana común que refuerza la buena convivencia. La vida a un pueblo se la dan sus habitantes, sus lazos, su trato diario.

Las gentes comparten un pasado, un presente y un futuro, un proyecto común, están irremediablemente unidos como un gran matrimonio. Todos nos sentimos parte de una historia común, a la que no queremos renunciar.

Somos conscientes de que en un pueblo se convive con quien aplaude y quien critica, hay diferentes opiniones y esa es su riqueza, y se siente un profundo orgullo por todos. Sin renunciar a nadie. Biscarrués es nuestro pequeño mundo en miniatura con sus paraísos y sus infiernos, y éste es el Biscarrués que queremos y por el que trabajamos.

Del pueblo somos todos, porque todos nos alegramos de cada nacimiento, vaya vivir en el pueblo o en la capital, de cada familia que se instala, y nos entristecemos con cada abuelo que se va a una residencia ... o más lejos,

Del pueblo somos todos: los que podemos apostar por vivir cada día en nuestro pueblo, y los que solo viven de día, o de noche, o en vacaciones, porque todos luchamos para que sea mejor.

Por eso deseo a todos lo que es un sueño, de absolutamente todo el vecindario, que tras esta primavera tormentosa todas las aguas vuelvan a su cauce y podamos celebrar una fiestas de agosto brindando juntos, ya que si hay un pueblo en este Aragón que se ha ganado la paz ese es Biscarrués.

Posdata: le pedimos a la Confederación Hidrográfica del Ebro que además de respetar el periodo de crianza y apareamiento del quebrantahuesos, haga lo mismo con los habitantes de la Galliguera... que somos, por lo menos, igual de importantes que los animales.

Comentarios